UN VIAJE DE VUELTA A CASA

 


 
 

Trabas imaginarias, prejuicios, rigideces e inhibiciones nos privan de nuestra espontaneidad, de nuestra respuesta hábil, de nuestra capacidad de fluir y de ser tal cual somos. De registrar y atender nuestras necesidades y dejar ser a los demás.

 

¡Para qué la vamos a hacer sencilla si la podemos complicar!

 

Así sufrimos, nos apagamos, envejecemos.

 

Un poco de obviedad, un poco de simpleza, un poco de practicidad puede orientarnos.

 

¿Qué tal si cuando no quieres, dices que no; cuando te hace daño, lo dejas; cuando necesitas pedir, lo pides; cuando quieres dar, se lo das; y cuando quieres llorar o gritar lo dejas salir?

 

¿Qué tal si cuando quieres comunicarte, te abres? ¡Y cuando estás contento, te ríes!

¿Qué tal si cuando ves al otro, lo aceptas como es, sin rotularlo?

 

¿Qué tal si te quedas aquí y ahora, lo único real, en donde hay tanto que no requiere del pasado ni del futuro?

 

¿Qué tal si te das a tu esencia y te dejas Ser verdadero?

 

Dr. Claudio Casas

 

 

 

El viaje de la vida no tiene que ver  con el mejoramiento de uno; tiene que ver con recordarse a uno. Quienes queremos hallar nuestra vida mejor y manifestar los deseos de nuestro corazón, tenemos que avanzar por la senda del descubrimiento interior, no por la del cambio exterior.

 

La verdadera meta de la vida es la revelación de uno mismo: revelar tu mejor persona en tu persona habitual y entonces ver el mundo a través de un nuevo par de ojos para que te conozcas por primera vez a ti mismo.

 

Este sendero que recorres no constituye un viaje a una tierra distante. Te lleva de retorno a un lugar que ya has conocido, pero que has olvidado en el camino, pues los que te han rodeado han hecho todo por alejarte de tu esencia; es un viaje de vuelta a casa, a la grandeza natural y a la perfección que tenías al nacer.

 

La vida sólo es un viaje de vuelta a casa. La grandeza, en muchos sentidos, no es más que la recuperación de los dones que perdiste al crecer, vivir tu vida mejor es verdaderamente recuperar lo que has abandonado.

 

El éxito no es otra cosa que vivir la vida según la propia verdad y en tus propios términos. Es practicar los valores que apelan a lo mejor que hay en ti, sin que importen las presiones de la sociedad. El éxito es vivir tu vida en el proceso de crear y concretar lo que más vale para ti, no lo que más importa a nadie.

 

Cada uno de nosotros ve el mundo a través de su propio vitral. Vemos el mundo no como es sino como somos. Cada uno sale al mundo cada día y cree que la manera como experimenta el mundo es la experiencia de la verdad. Pero no se trata más que de arrogancia y negación. La verdad de cada situación está coloreada por nuestro vitral interior que actúa como un filtro sobre el mundo.

 

Creemos ver la vida con el mismo par de ojos de los demás, pero no es así. Eso es solamente una gran mentira que nos creemos. Cada uno ve el mundo a través de la lente de su contexto personal, que se ha configurado según las experiencias únicas de nuestra vida.

 

Y como nadie en el planeta ha tenido exactamente las mismas experiencias, nadie en el planeta tiene la misma experiencia personal en una situación dada. Tu vida adquiere todo un nuevo sentido en cuanto comprendes esto verdaderamente.

 

Cada uno ve el mundo a través de su exclusivo conjunto de filtros, que representan nuestro modelo mental. Este «vitral de la mente» colorea la manera como vemos el mundo y lo que creemos de nosotros mismos.

 

El liderazgo de nuestra vida requiere que nos demos cuenta de que el modo como vemos el mundo no es necesariamente un verdadero reflejo de los hechos. No siempre vemos el desarrollo de las cosas del modo como creemos estar viéndolo.

 

El miedo es una reacción humana natural que siempre se produce cuando nos vemos obligados a pensar o hacer algo nuevo. Y el miedo se manifiesta como estrés. Una vez que eres consciente de este proceso, el miedo no te podrá controlar y lo podrás superar.

 

El mejor modo de liberar el miedo es sentirlo y experimentarlo, entregarse al miedo y dejar de combatirlo. Siéntate con tus miedos y trata de fundirte con él.

 

Entonces ocurrirá algo asombroso: se desvanecerá el miedo. Pero recuerda que el miedo sólo es una sensación, no es real. Nunca huyas de tus miedos, acude siempre a ellos. El lugar donde viven tus mayores miedos es también el lugar donde reside tu mayor crecimiento.

 

Y como el propósito de la vida humana es el crecimiento, aprovecha la gloriosa oportunidad que representa el miedo. Las cosas que temes en la vida te ofrecen un terreno fértil para descubrirte.

 

Me identificaba menos con mi pensamiento y accedía a un nivel más alto de alerta. Cuanto más profundizaba, más veía que yo no era mis pensamientos, que era el que pensaba mis pensamientos, y mientras más sencillo me resultaba ser testigo de ellos más se silenciaba mi mente parlante.

 

En lo más profundo de mi ser sabía que estaba creciendo como ser humano como nunca lo había hecho antes. El sendero en que estamos no es para mejorar ni tratar de parecernos más a otra persona; sentía profundamente que este viaje de la vida es para recuperar al que verdaderamente somos. Es un proceso de recordación.

 

Cada día experimentaba notorios cambios en la manera como veía el mundo y en la comprensión del diseño de nuestro elegante universo. Muy pronto caí en la cuenta de que todos estamos conectados. Hay un orden en los sucesos aparentemente casuales de nuestra vida, aunque la mayoría no lo reconozca.

 

Todos los puntos de nuestra vida están conectados y todo cuanto nos sucede acontece por una razón. La vida es verdaderamente una escuela de crecimiento y cada circunstancia de nuestra vida promueve nuestro crecimiento personal si estamos alerta para hallar y luego vivir la lección que nos propone.

 

La vida posee una belleza propia. Los tiempos tristes nos mejoran y nos conducen a los buenos, y los buenos tiempos nos muestran la plenitud de nuestras posibilidades y nos ofrecen bendiciones que podemos apreciar. Nada demasiado bueno o demasiado malo dura para siempre.

 

Robin Sharma

 

 

Quédate hoy conmigo, vive conmigo un día y una noche

y te mostraré el origen de los todos los poemas.

Tendrás entonces todo cuanto hay de grande en la Tierra y el Sol

y nada tomarás ya nunca de segunda ni de tercera mano,

ni mirarás por los ojos de los muertos,

ni te nutrirás con el espectro de los libros.

Tampoco contemplarás el mundo con mis ojos.

Ni tomarás las cosas de mis manos.

Aprenderás a escuchar en todas direcciones.

Y dejarás que la esencia del Universo se filtre por tu ser.

 

Walt Whitman

 

 

No cesaremos en la exploración y el fin de todo nuestro explorar será llegar a donde empezamos y conocer el lugar por primera vez

 

Thomas Stearns Eliot

 

 

La mayoría de la gente muere con música todavía en su interior.

 

Henry David Thoreau

 

 

La derrota personal más profunda que sufren los seres humanos está constituida por la diferencia entre lo que uno es capaz de ser y lo que efectivamente es.

 

Ashley Montagu

 

 

Dentro de cada uno hay un gigante dormido. Suceden milagros cuando el gigante despierta.

 

Frederick Faust

 

 

El éxito es una casualidad y no hay que aficionarse a éste demasiado. Hay otras cosas más importantes: los seres queridos y los amigos. Cuando vuelvo a casa y cierro la puerta, todo queda atrás.

 

Andrea Bocelli

 

 

Mide el tamaño de los logros con los obstáculos que has tenido que superar para alcanzar tus metas.

 

Booker T. Washington

 

 

Debes empezar a pensar en ti mismo como la persona que quieres llegar a ser.

 

David Viscott

 

 

El arte de vivir es hacerse quien uno es. Yo, como todos, tengo el deber de ser lo que soy. Pero no soy nadie sin los demás.

 

José Luis Sanpedro

 

 

Llega a ser el que eres.

 

Píndaro

 

 

Es duro vivir con miedo, ¿verdad? En eso consiste ser esclavo.

 

Ridley Scott «Blade Runner»

 

 

El ser humano debe encontrar el camino de vuelta a sí mismo, debe convertirse en persona e individuo en el sentido racional de existencia que tiene esa palabra. El ser humano no nace para desaparecer en la historia como pieza desechable, sino para comprender su destino, para arrostrar su inmortalidad, para salvar su alma.

 

Imre Kertész

 

 

Haz las cosas que te salen del corazón. Cuando lo hagas, no estarás insatisfecho, no tendrás envidia, no desearás las cosas de otra persona. Por el contrario, lo que recibirás a cambio te abrumará.

 

Mitch Albom

 

 

El desarrollo de la persona es la vuelta del individuo a sí mismo para desenmascararse y poder encontrarse con los otros desnudo de prejuicios.

 

Jorge Bucay

 

 

No podrás encontrar ninguna pasión si te conformas con una vida que es menos de la que eres capaz de vivir.

 

Nelson Mandela

 

 

No trates de hacerlo, ¡hazlo! De lo contrario, ni siquiera vale la pena que lo intentes.

 

Maestro Yoda «Star Wars»

 

 

El triunfador es aquel que hace de sus triunfos sus amantes y de sus fracasos sus amigos.

 

Jorge Escribano

 

 

Empecé a comprender que las promesas del mundo son, en su mayor parte, fantasmas y que lo mejor y más seguro es tener fe en uno mismo y convertirse en algo valioso.

 

Miguel Ángel

 

 

Los seres humanos lo tienen  todo, pero carecen de sí mismos.

 

Erich Fromm

 

 

Página Principal   Viaje interior