UN POCO DE ESA MAGIA

 

 

 

 

 

    Siempre soñamos con tener un poco de esa magia que tienen esas personas que poseen una gran capacidad en el terreno de la comunicación, ese encanto milagroso, cuando entran a un sitio parece que una luz blanca los iluminara y los persiguiera a todos lados, ese brillo especial en sus ojos, y nos sentimos muy bien estando cerca de ellos.

 

    Oramos al cielo y gritamos: ¿Por qué?, porque no me diste esos dones a mi también, si esa persona no tiene tanto dinero como yo tengo, ni la belleza ni estos ojazos de mamá que yo tengo. Y al instante como un mensaje divino directo desde el cielo pasa una paloma y nos descarga todo su almuerzo en toda la cara!, y seguimos quejándonos. Esos increíbles dones que vemos en los demás también los poseemos nosotros, el problema es que yacen dormidos en nuestro interior, y de nuestra parte queda el ponerlos en funcionamiento.

    Nos negamos a recordar que lo difícil no es llegar sino mantenerse, pero de que todos podemos llegar ¡podemos!. Con la ayuda de estas agradables y efectivas técnicas se puede lograr mantener una buena comunicación y lograr obtener nuestro éxito personal, económico, amoroso, etc.

 

    Rara vez logramos obtener buenos resultados conociendo nuevas amistades e incluso lanzarle el anzuelo a la persona que queremos que sea nuestra pareja.

 

    Importante de una manera gigante será que recordemos que para tener éxito en nuestras comunicaciones tenemos que estar conscientes, y así podremos empezar.

 

    El logro será que cuando vayamos caminando por el mundo y volteemos a mirar atrás veremos una cantidad de personas que nos sonríen y están dispuestos a ofrecernos una buena amistad entre otras cositas...

David Benzadon

 

!No puede ser, solo tengo 10 segundos, para demostrar quien soy.

    El momento en que dos seres se miran fijamente contiene un gran poder como para abrir montañas aunque suene un poco exagerado, la persona que te ve te hace un escaneamiento de arriba hacia abajo y luego lo imprime en su impresora mental para sacar conclusiones, para hacer la imagen que guarde de ti.

    Antes de que hayas tenido tiempo de decir «A» ya la persona tendrá una imagen sobre ti por lo que se dice que nuestro cuerpo grita antes de que las palabras salgan volando de nuestra boca, nuestro cuerpo también es una biografía de nuestra vida.

    En una primera impresión nuestro cuerpo siempre habla primero que nosotros de manera subconsciente, le estaremos mostrando a la persona cuáles son nuestras intenciones o tal vez qué queremos que suceda en ese encuentro.

 Hace 4 años atrás me encontraba con tres de mis mejores amigos, casualmente como un día normal estábamos en el supermercado, vimos a un ángel, no tenia alas pero si tenia unas buenas curvas, una gran mirada de positividad.

Decidimos que uno de nosotros debería comprobar si ese brillo celestial que tenía esa mujer era original de fabrica o sólo eran nuestras sospechas, su energía de alegre  y su ternura al hablar nos hizo pensar:

Ángel y David: !Arturooooo! Esta es la mujer que has estado esperando. Lo empezamos a empujar para que se acercara a ella, pero no hizo mucha falta ya que ese día cargaba Las Bolas bien Puestas, claro que las bolas eran sus ojos.

Arturo: Esta bien muchacho lo voy a hacer, se empieza a acercar a la chica, lengua no me vayas a fallar por favor.

Lengua: Tran, Tranqui, Tranquilo, q, qu, que no, t,ttt, te voy a fallar.

Chica muy bonita: Oye muchacho lindo -se dirige a Arturo- ¿podrías pasarme esa lata de ahí?

Ángel y David: Como siempre apoyando a nuestros amigos, en voz baja sí, sí, le habló lo viste, lo viste, seguro que lo va a hacer mal, no, vamos Arturo tú puedes hacerlo bien, ¡creemos en ti!.

Arturo: ¿Ah, quien yo?, yo, y, yo, si esta, B, b, b, bien. te la pasaré. Personalmente quisiera felicitar al que ese día hizo esa torre de latas aquello era impresionante y con aquella inspiración de latas nuestro amigo se dignó a coger una de las latas del centro de la torre y se produjeron todos los sonidos que se puedan imaginar, mi amigo acabó con la torre.

Chica muy bonita: Gracias -sonriendo-, luego pensó: muchacho atractivo, tímido, nervioso, lengua enrolladita. Resultado: rechazado.

    Cosas como estas suelen suceder en nuestros primeros encuentros bien sea de este tipo o de el tercer tipo todo depende de nuestro nivel de conciencia en el momento y de las técnicas de comunicación que tengamos bajo la manga. Así que prepárense un poco para la primera impresión, visualícense entrado en escena antes de que lo hagan.

Para los que quieran saber cual fue el final de la historia, ese día aprendimos a hacer unas excelentes edificaciones enlatadas.

David Benzadon

 

Página Principal   Comunicación efectiva