UNA VEZ QUE NOS ADAPTAMOS AL MUNDO

 

 

 

 

Al salir al mundo, nos daremos cuenta de que nada es como quisiéramos que fuera, tal vez con algunas excepciones, pero pocas.

 

Muchas veces nos ha pasado que salimos a la calle y hay un día soleado y decimos:

 

-Vaya, pero qué sol tan fuerte, ¡me estoy friendo!.

 

Al igual pasa también con los días lluviosos, decimos:

 

-Dios, pero de dónde sale ¡tanta agua!

 

Y de esa manera nunca estamos de acuerdo con nada de lo que pasa a nuestro alrededor. Esto también pasa con las personas y muchas otras cosas más, pero la gran pregunta es esta:

 

-¿La culpa es del mundo en dónde vivo?

 

Si tu respuesta fue que si, estás totalmente equivocado, porque la culpa es nuestra.

 

Voy a contarles a los que aún siguen leyendo y no apagaron su PC y salieron corriendo a la calle a ver qué mal se siente que el aire te roce la cara, que cuando nuestra manera de pensar cambia, todo a nuestro alrededor cambia también. Vamos a ver un ejemplo muy bueno.

 

Esta es la corta historia de Arturo, un joven como cualquiera, que logró obtener un empleo en un local de comida rápida, se llamaba, si mal no recuerdo, MacDowell´s, si, ese era el nombre.

 

Y, el día de hoy, era un día muy especial porque era cuando el gran y temido jefe del local pasaba para hacer una inspección y ver cuál era el rendimiento de sus empleados dentro de uno de los cuales estaba nuestro conocido Arturo.

 

Este día iba a ser muy importante en su vida, la iba a cambiar por completo, créanme. Arturo era uno de los que preparaba las hamburguesas pero el día de hoy se encontraba limpiando una lechuga... leamos lo que pasó:

 

El gran jefe:

 

-Buenos días trabajadores, hoy vengo a ver cómo se están desempeñando en sus trabajos así que sigan trabajando que estaré viendo lo que hacen.

 

Parecía un buen día, el gran ogro estaba de buenas.

 

-¡Qué bien!, -pensó Arturo.

 

El jefe se puso detrás del cajero, el cual estaba sudando la gota gorda ya que veía para el piso y detrás de él estaba una gran sombra; el más mínimo error podría ser fatal para su bienestar económico ¡podría quedar despedido!.

 

Richi, el cajero, agarra el dinero y el jefe prende un cronómetro ya que el tiempo estimado para dar el vuelto era de un minuto. Richi desplaza rápidamente las manos y lo logra, sí, lo hizo en tres segundos, batió un récord... muy bien, ahora era el turno de Arturo.

 

Pidieron una hamburguesa con todo y doble lechuga. Arturo iba bien, la preparó pero cuando todo estaba por salir de lo mejor, el jefe decidió revisar la hamburguesa y vio que la lechuga tenía una mancha. ¡Oh, Dios!, Arturo, ¿qué te pasó?.

 

El gran jefe le dijo lo siguiente:

 

-Pero, qué es esto, tu mamá lo hubiera podido haber lavado mejor!

 

Todos los trabajadores se taparon los ojos y temían por la vida de Arturo.

 

Arturo piensa:

 

-¡Ay, descubrió la mancha!, espera un momento, se metió con mi mamá y no voy a dejar que nadie haga esto.

 

-¡Que se la vaya a lavar su mamá, idiota!, -le contesta al jefe.

 

Ése mismo día, Arturo fue despedido y también conoció bien de cerca la suela del zapato del jefe, de la gran patada que le dio para sacarlo del local. A Arturo ya le había sucedido esto varias veces y se preguntaba que algo estaba mal, y era cierto, algo lo estaba.

 

Arturo no sabía adaptarse al ambiente en el cual se desarrollaba y esto le siguió perjudicando hasta el día que pensó y dijo:

 

-Yo no soy el que cambia a la gente; la gente es la que cambia por sí sola o a menos que nos adaptemos a ellas.

 

Una vez hecho esto, fue una persona muy exitosa en la vida, se la llevaba de lo mejor con los peores y más temidos jefes.

 

Una vez que nos adaptamos al mundo y a todo lo que nos rodea, todo cambia. Una vez hecho esto, el viento empezará a soplar a nuestro favor, al igual que todo.

 

A propósito, me faltó decirles que Richi ganó mucho dinero después de dar ese vuelto en tres segundos, ya que salió en los «Records Guinness», ¡qué impresionante, verdad!

 

David Benzadon

 

 

 


No pienses que la vida
te devolverá
las cosas que perdiste
por no valorar.

Es tan difícil ver
lo que tan cerca está
tú eres la llave que
las puertas abrirá.

Siempre hay un camino
y una forma de llegar
piensa en el destino
hay tanto para dar.

Mírate bien por dentro
y descubrirás
que todo en esta vida
se nos puede dar.

Es tan difícil ver
lo que tan cerca está
tú eres la llave que
las puertas abrirá.

Siempre hay una camino
y una forma de llegar
piensa en el destino
hay tanto para dar
y debes cuidarte
ya no te lastimes más
piensa en el mañana
y en lo que vendrá.

Debes buscarlo
buscar lo que es mejor
el mundo gira igual
y nadie va a parar.

Diego Torres

 


¿Tienes una cáscara? ¿No la tenemos todos? Pensamos que tenemos que esconder de aquellos a quienes amamos, una o dos cosas de lo que somos por dentro. Una cáscara seria una necesidad si yo fuera un cangrejo o una almeja, pero es mas una desventaja que una ayuda, siendo yo quien soy, porque aunque mantiene el mundo afuera, también me mantiene adentro; encerrado en mi cáscara soy mucho menos de lo que hubiera podido ser. Cuando abro mi corazón, ¿qué ve el mundo? El mundo ve que Tú, Dios, eres la parte más real de todo lo que vale en mi.

 

 James Dillet Freeman

 

 

 

 

 Algunos hombres pueden ser demasiado espirituales;  otros demasiado sensuales. Unos pueden ser demasiado compasivos, y otros demasiado orgullosos. No queremos decir como el hombre debería ser.

Sólo queremos decir que hay infinitas formas de ser, y que la perfección no existe.

 

 David Herbert Lawrence

 

 

 

 Sólo nosotros sabemos que aquellos a quienes realmente nos parecemos no son en absoluto aquellos a quienes parecemos parecernos.

 

 Jean Rostand

 

 

 

El sol brilla sobre todas las cosas sin ninguna discriminación. No obstante, no todo lo que está expuesto al sol

es capaz de sacar provecho de él de la misma manera. Bajo la influencia de la luz solar crecen los rosales y las zarzas, pero cada uno responde según su naturaleza y su nivel de capacidad. Sin embargo, el sol no se ve alentado por uno ni desalentado por otro. No es fácil adquirir un nivel de amor como este y, como requisito previo, la persona precisa conocer a fondo la nobleza y la realidad espiritual del hombre, la bondad fundamental de toda la creación y la naturaleza de su amor. Además, debe estar dispuesto a esforzarse por alcanzar este logro, proceso que exige tanto una diligencia constante como estar dispuesto a tolerar el dolor que conlleva el crecimiento.

 

 Hossein Danesh

 

 

La comunicación es una consecuencia del amor puro y verdadero; si hay amor y respeto, la comunicación siempre será directa y transparente.

 

Marialejandra Martin

 

 

A través de mi madre Marialejandra Martín, he aprendido que la comunicación es el oxígeno de la familia y sin ella nos asfixiaríamos.

 

Luis Maryniok

 

 

 

 Si tu pareja te enfada, entonces tu proyecto es enfrentarte al enfado. Y tienes en tu casa a la persona idónea que te ayudará a aprender. ¡Qué suerte, una pareja para practicar!.

 

 Andrew Matthews

 

 

 

 

Página Principal   Comunicación efectiva