TAL COMO LO SOÑÓ UN NIÑO

 

 

 

 

 

 

Alberto Aguilera Valadez nació el 07 Enero 1950 era todavía un niño cuando su madre se mudó con sus seis hijos a Ciudad Juárez después de la misteriosa desaparición del padre. La señora trabajó de empleada domestica para sostener a sus hijos.

 

Este niño -que luego seria conocido como Juan Gabriel-, no volvió a ver a su padre. Cuando tenía cinco años, ingresó a un internado para niños necesitados de protección.

 

 La directora del centro, Micaela Alvarado de Arenas había encontrado al niño lavando automóviles en la calle, a las seis de la mañana, a pesar de que era todavía tan pequeño que apenas alcanzaba la tapa del motor de los vehículos.

 

Cuando ella le preguntó qué estaba haciendo fuera de su casa tan temprano, el niño le contestó que ganaba dinero para ayudar a su madre.

 

El niño vivió en las instalaciones de la institución hasta los trece años, siempre en estrecha relación con su madre. Desempeñando diversos trabajos para ganar dinero, alquiló una guitarra y aprendió a tocar el instrumento.

 

Cuando tenía siete años, se le ocurrió la idea de construir una escuela para niños como él, soñaba con fundar una escuela más grande y hermosa en la que cada alumno tuviera su propia guitarra.

 

Algún tiempo después de salir del internado, comenzó a actuar en centros nocturnos, más adelante fue rechazado en estudios de grabación, pasando hambre y durmiendo en bancos de parques.

 

Acusado injustamente de robo, pasó varios meses en la tristemente famosa Penitenciaria de Lecumberri. Ahí tuvo la oportunidad de conocer, por medio del director de la misma, a Enriqueta Jiménez, quien no solo abogó por él para que fuera puesto en libertad por falta de pruebas, sino que lo puso en contacto con un importante estudio de grabación de la capital. Cuando lo exoneraron, siguió actuando en centros nocturnos y bares.

 

Cuando consiguió la audición en aquel estudio de grabación, quedaron impresionados y lo contrataron. Desde entonces se catapultó a la fama mediante sus canciones, venta de discos, conciertos en todo el mundo de habla hispana y la filmación de varias películas.

 

 

 

Pero Juan Gabriel nunca olvidó su sueño de fundar una escuela para los niños desfavorecidos. Comenzó a ahorrar todas las ganancias de sus conciertos y a principios de los ochenta pidió que hicieran el proyecto SEMJASE, que sería erigido en honor a su madre doña Victoria Valadez, quien murió varios años atrás.

 

La escuela abrió sus puertas el 02 Septiembre de 1987 y está dirigida por la profesora Micaela Alvarado, ex directora de la escuela en la que estuvo internado cuando niño. En la institución, todo está calculado para que no tenga dificultades financieras aun después de la muerte del cantante.

 

En el espacioso edificio de estilo colonial, unos ciento cincuenta niños entre los seis y doce años, de origen humilde, reciben educación formal y musical, buena alimentación, así como un hogar y un futuro. Sólo aquellos que tienen un padre o madre responsable van a dormir a sus casas, los demás son todos internos.

 

En la escuela se inculcan valores morales a los niños y se les enseña a comportarse correctamente, todo ello mediante persuasión y amor. Cada uno de los egresados contará con los conocimientos suficientes para dedicarse a algún oficio, obtener una beca para asistir a la universidad para estudiar lo que ellos quieran o para que vayan al conservatorio y se conviertan en profesionales de primer nivel.

 

Los niños de esta escuela no regresarán a su antiguo ambiente de pobreza, la idea es que se acostumbren a la atmósfera del albergue y lleguen a considerarla normal en su vida, en vez de sentir que una buena casa, la educación  y una vida digna están fuera de su alcance. La escuela les ayudará a alcanzar estos objetivos. Tal como lo soñó un niño.

 

Juan Gabriel falleció el 28 Agosto de 2016.

 

Recopilado por Elias Benzadon

 

 

 

 

Tú eres la tristeza de mis ojos,

que lloran en silencio por tu amor.

Me miro en el espejo y veo en mi rostro

el tiempo que he sufrido por tu adiós.

Obligo a que te olvide el pensamiento,

pues siempre estoy pensando en el ayer.

Prefiero estar dormido que despierto

de tanto que me duele que no estés.

 

Como quisiera que tu vivieras,

que tus ojitos jamás se hubieran

cerrado nunca, y estar mirándolos.

 

Amor eterno e inolvidable.

Tarde o temprano estaré contigo

para seguir amándonos.

 

Yo he sufrido tanto por tu ausencia,

desde ese día hasta hoy, no soy feliz.

Y aunque tengo tranquila mi conciencia,

sé que pude haber yo hecho más por ti.

 

Oscura soledad estoy viviendo,

la misma soledad de tu sepulcro.

Tu eres el amor del cual yo tengo

el más triste recuerdo de Acapulco.

 

Como quisiera, ah, que tú vivieras,

que tus ojitos jamás se hubieran

cerrado nunca, y estar mirándolos.

 

Amor eterno e inolvidable.

Tarde o temprano estaré contigo

para seguir amándonos.

 

Canción «Amor Eterno»

 

 

 

 

La música es lo más cercano a Dios y la naturaleza. La música es la que mueve a la gente, hasta los animales y las plantas. Es un deleite componer, cantar, escribir e improvisar en el escenario.

 

Todos los niños del mundo merecen lo mejor. Yo no puedo ayudar a todos los niños del mundo pero puedo ayudar a que algunos eviten los problemas que tuve en mi infancia.

 

Juan Gabriel

 

 

Página Principal   Personajes inspiradores