LAS SEMILLAS DE LAS REALIDADES

 
 
 
 
Tu corazón ha comenzado a imaginar un sueño; tienes la certeza de tu deseo, pero no sabes todavía qué camino recorrerás para convertirlo en realidad. Sin que importe cuál elijas, a medida que lo hagas, recuerda: en ti reside la fuerza para ser todo lo que sueñas.
 
En esa búsqueda encontrarás que el sol te dará su calor, y te bendecirá con su luz dorada cuando despiertes. Si al caminar te permites ser flexible, te inclinarás suavemente cuando el viento te toque, él entonces abrirá el mundo a tu alrededor.
 
Toda la tierra se convertirá en tu hogar. Imita la fuerza invencible del agua que no se detiene ante nada. El universo entero te pertenece. Este mundo es tuyo para disfrutarlo, para desarrollarlo, para ir adonde quieras.

Si en la persecución de tu sueño algo te desvía o rumores lejanos te distraen; si en tu camino tropiezas con una o varias piedras, no dejes por eso de andar. La vida es el regalo más maravilloso que te ha sido concedido. Respétala a pesar de las tristezas; gózala cada día en las infinitas alegrías.
 
Aunque creas que ya todo está perdido, confía en tu propia decisión: podrás demorar en llegar, pero, si no dudas, tu sueño sabrá esperarte. El amor será para ti un sueño compartido. Lo presientes en todas partes, en las flores, en los árboles, en los valles, en la cima de las montañas.
 
Dale una oportunidad a este sueño tuyo, no descanses hasta hallarlo, no te conformes con un espejismo de ese amor; date tiempo para saber antes quién eres y para convertirte en todo lo que has soñado. Acepta los dones que la vida te ofrece cada día. Entrégate a la magia de lo inesperado. Aprende a descubrir lo bueno y lo bello ocultos entre lo cotidiano.
 
En cada persona vibra un corazón solitario; si unes el tuyo a de los otros verás que laten juntos con la música del alma. Todos y cada uno buscan alcanzar sus metas y encontrar su lugar en la maravilla del universo. La esperanza te ayudará. Pero mucho más, que tengas confianza en tu propio poder de llevar tus sueños a la práctica.
 
Tu mano será la que te conduzca en ese camino; busca la serenidad y el silencio para poder escuchar la voz de la sabiduría. Sólo en la quietud llegarás a reconocer con claridad tus más profundos anhelos y el modo de llegar a ellos.
 
Guarda siempre en tu corazón la certeza, la íntima seguridad de que puedes ser todo lo que sueñes.
 
Susan Squellati Florence
 

La vida es afectada por lo que existe en nuestra mente; uno de los principios más importantes sobre la mente es que siempre gravitamos alrededor de lo que pensamos. Piensa en algo y hacia ello te dirigirás. Aun si piensas en algo que no deseas, hacia te encaminarás. Esto se debe a que tu mente se aproxima a las cosas, no retrocedes con respecto a ellas.
 
Tu mente no puede moverse en sentido negativo con respecto a lo que se desea. Estar conscientes de estar forma de operar de la mente nos hace más cuidadosos en cuanto a lo que decimos a los demás y en cuanto a lo que nos decimos a nosotros mismos.
 
Tu mente funciona con márgenes. Cuando piensas que no quieres olvidar un objeto, en tu mente se forma la imagen de que vas a olvidarlo. Aunque digas que no quieres tal cosa, tu mente sigue operando en función de la imagen. Cuando dices que quieres acordarte de un objeto, te formas una imagen mental de ti mismo recordando la acción que tienes que llevar a cabo.
 
Tu mente sencillamente no opera, y no puede operar, en función del reverso de una idea. Muchos padres frustrados podrían mejorar su situación empleando un lenguaje que evoque imágenes del resultado deseado en la mente de sus hijos.
 
El pensamiento positivo realmente funciona porque quienes lo invocan tienen en mente lo que quieren. Por consiguiente gravitan necesariamente hacia sus metas. Siempre debes pensar en lo que deseas.
 
Obtenemos lo que nuestro subconsciente cree que podemos lograr. Tu mente es como un iceberg; tú estás más consciente de la parte visible, pero la de mayor peso es la porción oculta. Todos tus pensamientos conscientes contribuyen a formación de tu subconsciente. El subconsciente abarca el total de pensamientos conscientes que has generado hasta la fecha, y los resultados que has obtenido en tu vida son producto de lo que en ella has depositado.
 
Tus programas subconscientes son los responsables de tus éxitos y tus fracasos. Más aún, no importa si lo que tu subconsciente cree ser cierto lo es en realidad. Los resultados que obtengas se apegarán a lo que tus programas internos «decidan».

El subconsciente es milagroso para resolver problemas. No es fácil tratar de entender plenamente el funcionamiento de la mente, ¡sobre todo teniendo en cuenta que el cerebro humano es la máquina más compleja conocida por el hombre!
 
Todos los días creas programas nuevos en tu subconsciente por medio de tus pensamientos. ¡Así que ten cuidado con lo que piensas! Utiliza tu mente como lo hacen las personas con éxito. Establece metas en tu subconsciente como si ya las hubieras alcanzado.
 
Si deseas ser una persona segura de sí misma, por medio de tu imaginación creativa visualízate resplandeciendo de seguridad todo el tiempo. Observa la meta como si ya la hubieras alcanzado y tu mente interior se encargará de producir el resultado final.
 
Si deseas prosperar económicamente, visualiza todo el tiempo el resultado ideal. Piensa que ya disfrutas del éxito y de la prosperidad que deseas, y tu subconsciente hará el resto. Este principio opera de manera invariable e infalible.
 
Mucha gente se obstina en exigir explicaciones lógicas, tratando de entender su funcionamiento, mientras que sus vecinos aprovechan estas leyes de la mente para tornarse saludables, prósperos y felices. Si funciona, aprovéchalo. Después preocúpate por entenderlo.

La mayor parte de nuestro aprendizaje ocurre en los seis primeros años de vida; así de grande es nuestra habilidad para absorber cosas nuevas en esos años de infancia. También durante esa época nuestra imaginación es más fértil.
 
El segundo punto explica el primero. Necesitamos de una gran imaginación para aprender rápida y fácilmente. Por lo tanto, tenemos que mantener un saludable respeto por la imaginación creativa y, de hecho, estimularla y desarrollarla en la edad adulta.
 
La imaginación es la clave para todo aprendizaje y para la solución de los problemas. La imaginación también es importante para la memoria. He aquí una razón por la cual la gente de edad avanzada suele tener mala memoria: han permitido que su imaginación se deteriore a tal grado, que ya no crean imágenes, y por tanto su mente no puede aprobarlas.
 
Siempre que archivamos información en nuestros bancos de memoria, empleamos la imaginación y la fuerza de la visualización para formar una imagen. La efectividad con que creamos la imagen determina cuán fácilmente podemos evocar otra vez dicha información.
 
La imaginación es esencial para relajar el cuerpo y la mente. Si eres capaz de sentirte inmerso en un escenario creado por tu imaginación, podrás relajarte a voluntad. Por el contrario, a alguien que no posea una imaginación tan desarrollada le será más difícil relajarse.
 
Ejercite la imaginación en la misma forma que ejercite el cuerpo. Mientras más la desarrolles, más fácilmente resolverás problemas y recordarás las cosas.
 
Debemos valorar nuestra imaginación, nuestra capacidad de soñar, ya que los soñadores han sido quienes más han logrado desde el principio de la historia. Combinando esfuerzo con aspiraciones lograron contribuciones sin par. Si jamás tienes un sueño, jamás un sueño se te hará realidad.

Practicar actividades con la imaginación produce resultados extraordinarios. La manera más rápida de mejorar cualquier habilidad es combinar un entrenamiento físico constante con un entrenamiento mental constante. El gran valor del ensayo mental es que puedes crear en tus neuronas patrones de acción perfectos. En tu imaginación no cometes errores.
 
De aquí se desprende que si constantemente imaginamos los resultados que deseamos, ¡éstos serán los que obtendremos! Mucha gente vive así toda la vida, ¡pensando en aquello que más teme y preguntándose por qué siempre les sucede! Intenta perfeccionar tus habilidades por medio de la imaginación; antes de poner manos a la obra dedica un poco de tiempo y visualízala mentalmente. Las personas más exitosas del mundo lo hacen ¡Úneteles!
 
Por lo general recibimos lo que esperamos de la vida. Aquel que se queja que la gente siempre lo ignora, que lo trata mal, se aprovecha de él, será maltratado por la vida. Quien piensa que la gente siempre lo trata bien, recibe buen trato.
 
Nosotros estamos al mando. Tú decides lo que piensas. Tú decides qué poner en tu mente y, por tanto, determinas lo que recibes a cambio. Intenta conocer personas realmente felices. ¡No es fácil hallarlas! Trata de encontrar personas que vivan vidas miserables y anhelen que la vida se torne maravillosa. Tampoco se las encuentra fácilmente. La vida nos depara, en buena medida, lo que de ella esperamos.
 
Andrew Matthews
 
 
 
Así como la mente consciente es la fuente del pensamiento, el subconsciente es la fuente del poder.

Claude Bristol
 
 
Fui a visitar a un niño de ocho años llamado Billy, que tenía leucemia. La medicación para el dolor que le habían recetado los médicos a Billy no parecía estar dando resultado, y le dolían mucho las piernas. Le pedí a Billy que me hablara de sus experiencias más felices, y me contó que lo que más le gustaba hacer era esquiar y jugar en la nieve. Le pregunté:
-¿Qué pasaría si pusieras nieve sobre tus piernas?.
Me respondió:
-Las piernas se me enfriarían y se volverían insensibles.
-¿Tienes bastante imaginación?, -le pregunté.
-Sí, -me contestó.
Le indiqué entonces que cerrara los ojos. Le di algunas instrucciones para activar la imaginación. Hice que imaginara que estaba jugando en la nieve y poniendo nieve sobre sus piernas para adormecerlas y no sentir más dolor. En unos cinco minutos, una gran sonrisa le iluminó el rostro y Billy me dijo que el dolor había desaparecido. Billy fue un gran maestro para mí, pues me mostró cómo podemos crear pensamientos en nuestra mente para reducir el dolor físico.
 
Dr. Gerald Jampolsky
 
 
Es peligroso utilizar enfoques negativos en las cabeceras de los anuncios. Si, por ejemplo ustedes escriben:«Nuestra sal no contiene arsénico», muchos lectores se olvidarán de la negativa y quedarán bajo la impresión de que lo que escribieron era:«Nuestra sal contiene arsénico».
 
David Ogilvy, publicista
 
La imaginación gobierna el mundo.

Benjamin Disraeli
 
 
Llegué a las conclusiones científicas sobre el tiempo y el espacio imaginando que viajaba entre los planetas, montado sobre los rayos de la luna.

Albert Einstein
 

A los doce años, prometí que sería uno de los más grandes artistas que el mundo haya conocido, y algún día viviría entre reyes y me pasearía con príncipes.

Leonardo Da Vinci
 
 
Cuando era niño, pasaba largas horas conquistando Europa mentalmente, soñando que dirigía y organizaba mis tropas.

Napoleon Bonaparte
 
 
Los máximos logros al principio y por un tiempo son un sueño. El roble duerme en la simiente; el ave aguarda en el huevo; y en la visión más elevada del alma, un ángel empieza a despertar. Los sueños son las semillas de las realidades.
 
James Allen
 
 

 

Página Principal   Mente y pensamiento