LA REALIDAD ES PORTENTOSAMENTE INDIFERENTE

 

 

 

 

¡Escucha! ¿Este mundo? ¿Y todo lo que hay en él? ¡Todo en él son ilusiones!.

 

Somos criaturas proclives a jugar, a divertirnos, somos las nutrias del Universo. No podemos morir, no podemos herirnos, así como no es posible herir las ilusiones proyectadas sobre una pantalla de cine.

 

Pero podemos creer que estamos heridos, y creerlo con todos los detalles torturantes que nos plazcan. Podemos convencernos de que somos víctimas, muertos y ejecutores amortajados por la buena y mala suerte.

 

La realidad es portentosamente indiferente. A la madre no le importa qué papel representa su hijo cuando juega: un día es el villano, al día siguiente es el héroe.

 

Lo que Es ni siquiera tiene noticia de nuestras ilusiones y nuestros juegos. Sólo se conoce a Sí mismo, y nos conoce a nosotros a su imagen y semejanza, perfectos y completos.

 

Todos somos sueños con los símbolos que quienes soñamos despiertos evocamos para nosotros mismos.

 

Richard Bach

 

 

 

El éxito es conseguir lo que quieres. La felicidad, es querer lo que ya has conseguido.

 

Tal vez resulta difícil detectar las oportunidades, pero una vez vistas son pan comido. Las oportunidades están en la vida para ser vistas; están ahí, frente a nuestros ojos. Lo obvio sólo es obvio para el ojo preparado.

 

Todo aquello en lo que te concentras tiende a aumentar. Si te concentras en tus limitaciones, crecerán en proporción a la energía que dediques a ese pensamiento. Si te concentras en tus cualidades, reales e imaginarias, conseguirás que crezcan y den frutos dentro de ti.

 

Vivimos en un mundo de ilusiones; lo que tú crees que es real, tal vez no lo sea de verdad. La realidad es algo subjetivo. Pensamos que nuestros sentidos nos muestran la realidad, pero, en realidad, nos engañan.

 

Cualquier creencia bien arraigada tiende a perpetuarse. Cuando la información nueva llega a tu mente, tiende a sustituir la información antigua relacionada con el mismo tema. La última experiencia es por lo general la que permanece.

 

Cuando dos creencias antagónicas conviven simultáneamente en el cerebro surgen conflictos internos al igual que cuando se actúa de manera incoherente con las propias creencias.

 

La autoestima es fundamental en la conquista del éxito. Si no te gustas a ti mismo, ¿cómo pretendes gustar a los demás? El problema es que nos han educado de una manera que nos pone difícil gustarnos a nosotros mismos. Nuestra estructura mental nos hace excesivamente críticos.

 

¿Cómo es tu relación con otras personas? Nadie puede hacer que te sientas inferior sin tu permiso. Nadie puede meterse dentro de ti para hacerte infeliz. Esa es una elección tuya. Si alguien genera en ti una sensación de inferioridad o de infelicidad es porque tú se lo estás permitiendo, le estás dando permiso: el sentimiento es tuyo, y tú eres quien decide lo que quieres sentir.

  

Hay una gran diferencia entre simplemente involucrarse y comprometerse. Cuando el compromiso es un hecho, el resultado es una conspiración universal. El Universo se convierte en tu aliado cuando tus metas están alineadas con tu finalidad en la vida y tú te comprometes en alcanzarlas.

 

Atrévete a hacer lo que deseas y se te concederá el poder de realizarlo. La audacia positiva trae consigo algo mágico, sublime y poderoso.

 

Es necesario creer para ver. Si esperásemos a ver para creer, siempre llegaríamos tarde, bastante más tarde que aquellos que antes creen y, creyendo consiguen ver.

 

Si planto el éxito en mi cerebro, como una semilla, el éxito llegará. Si mi cerebro almacena desgracias, eso es lo que voy a ver en el mundo. Si tengo amor, amor recibiré. Y el odio será para quien sienta odio. En el momento en que cambias tus creencias y tu sistema de valores, el mundo cambia contigo.

 

Si estás bien contigo mismo, eso es lo que expresarás al Universo. En sí no hay nada de malo en el mundo. Eres tú quien debe cambiar. Si cambias, el mundo cambiará contigo.

 

El comportamiento cambia el sentimiento, el sentimiento cambia el pensamiento. Empieza a hacer lo que quieres y el sentimiento vendrá , las cosas cambiarán dentro y fuera de ti. La intención sin acción es una ilusión. Atrévete a hacer lo que deseas y se te concederá el poder de realizarlo.

 

¿De qué sirve la razón si se deja dominar por la emoción? ¿De qué sirve la emoción si se deja sojuzgar por la razón?

 

Hay una gran diferencia entre no estar enfermo y estar sano. La mayoría de las personas no sufren enfermedades, pero sólo pocas están sanas. Estar sano significa tener la energía necesaria para hacer todo lo que deseas.

 

Dr. Lair Ribeiro

 

 

 

Uno está a la izquierda, el otro está a la derecha. Uno es detallista, el otro amplio. Uno busca la sustancia, el otro la esencia. Uno ve en blanco y negro, el otro en colores. Uno es escéptico, el otro receptivo. Uno prefiere el lenguaje, el otro la meditación. Uno es lógico, el otro es artístico. Uno es cerrado, el otro es abierto. Uno es precavido, el otro es aventurero. Uno es repetitivo, el otro es innovador. Uno es verbal, el otro es visual. Uno es analítico, el otro es sintético.

 

Son el yin y el yang del cerebro, si integramos los dos en nuestra vida diaria disponemos de mayor inteligencia y percibimos más oportunidades en el mundo.

 

Jaime Lopera Gutierrez

 

 

Mis ideas son poderosas porque no me pertenecen. Son el sentido común organizado.

 

Stephen Covey

 

 

Peca por acción no por omisión.

 

Rolim Amaro

 

 

No es posible ayudar a las personas haciendo por ellas lo que ellas deberían hacer por sí mismas.

 

Abraham Lincoln

 

 

Es mejor ser león de un solo día que oveja toda la vida.

 

Elizabeth Kenny

 

 

Hasta ahora se creía que para actuar era preciso sentir. Hoy se sabe que si comenzamos a actuar, el sentimiento aparecerá. Para mí, ese es el descubrimiento más importante del siglo para el desarrollo humano.

 

William James

 

 

El liderazgo, al igual que nadar o ir en bicicleta, no se aprende leyendo.

 

Eleanor Roosevelt

 

 

Si puedo observar mis pensamientos, significa que mi ser no se reduce a ellos. Yo soy quien crea los pensamientos, es decir, el pensador.

 

Ken O´Donnell

 

 

Los grandes hombres se quedan con lo sustancial y desechan lo superfluo; viven la realidad y rechazan los artificios.

 

Lao-Tsé

 

 

No trates de ser un hombre de éxito, sino por el contrario, un hombre de valor.

 

Albert Einstein

 

  

 

 

Página Principal   Mente y pensamiento