NO ME QUITES TU RISA

 

 

Nunca pensamos a fondo en lo que nos puede ayudar la risa cuando es verdadera y viene de adentro, eso quiere decir que no es válido el sonreír; el sonreír tal vez nos ayude a mejorar nuestra respiración y otras cosas físicas pero no nos ayudará a curar nuestro espíritu.

Llenar nuestra vida de tristeza , odio, rencores, y de muchas cosas malas para nuestra salud porque aunque no es visible todo ese tipo de cosas nos hacen mucho daño, y si no dejamos un espacio para la alegría  pasaríamos a ser muertos en vida y llegaremos a entrar en un vacío existencial.

Hay que buscar la manera de encontrar el lado bueno de las cosas, a todo lo que nos enfrente en este mundo. Primero aprende a reírte de ti mismo, aprende a buscarte el lado bueno que hay en ti y después aprende a buscarlo en los demás.

En esta vida hay que aprender a ser tierno y al mismo tiempo hay que ser fuerte y esas dos combinaciones nos harán muy fuertes para afrontarnos a todo. Es un camino medio ya que si nos vamos a los extremos pasaría esto: si somos muy tiernos nos destruirán y si somos muy fuertes nos destruiremos a nosotros mismos.

Esto se mostraba claramente en la película «Despierta Vietnam» interpretada por el actor Robin Williams. Ambientada durante la terrible guerra en el Vietnam en la cual había mucho sufrimiento y dolor por la muerte de mucha gente.

Robin Williams, un novato locutor de radio americano, el cual hacía lo posible y hasta lo imposible para hacer llegar día a día una gota de felicidad a esta gente y estos soldados a través de la risa; lo cual nos demuestra que este elemento usado a diario en nuestras vidas puede hacernos tanto bien como lo hace cualquier vitamina si no que esta es mejor porque purifica mente y alma.

La risa yo la comprendo de esta manera, buscar los sentimientos negros que hay en nuestro interior y transformarlos y solo así sacarlos de nuestro cuerpo, ya que si no podríamos caer en una guerra en la que nuestro principal enemigo seremos nosotros mismos.

Haz reír a tus amigos y tendrás el cielo alcanzado. Sé positivo porque si no tendrás una nube que te seguirá adonde vayas.

David Benzadon 

 

 

Quítame el pan si quieres quítame el aire,
pero
no me quites tu risa.
No me quites la rosa,
la lanza que desangras,
el agua que de pronto estalla en tu alegría,
la repentina ola de planta que te nace.
Mi lucha es dura y vuelvo con los ojos cansados a veces de haber visto la tierra que no cambia,
pero al entrar tu risa sube buscándome y abre para mi todas las puertas de la vida.
Amor mío,
en la hora mas oscura desgrana tu risa,
y si de pronto ves que a mi sangre mancha las piedras de la calle,
ríe,
porque tu risa será para mis manos como una espada fresca.
Junto al mar en otoño,
tu risa debe alzar su cascada de espuma,
y en primavera,
amor,
q
uiero tu risa como la flor que yo esperaba,
la flor azul,
la rosa de mi patria sonora.
Ríete de la noche,
del día, de la luna,
ríete de las calles torcidas de la isla,
ríete de este torpe muchacho que te quiere,
pero cuando yo abro los ojos y los cierro,
cuando mis pasos  van,
cuando vuelven mis pasos,
niégame el pan, el aire,
la luz la primavera,
pero tu risa nunca porque moriría.

Pablo Neruda

 

Mantener un actitud flexible ante la vida nos ayuda a adaptarnos a los cambios y a conservar la cordura emocional. La mejor forma de desterrar la rigidez mental es alimentar el sentido del humor. La capacidad de ver el lado humorístico de cada situación nos alivia y nos ilumina a la vez. El sentido del humor nos permite liberarnos de las limitaciones de las emociones negativas. Nos ayuda a modificar nuestra perspectiva emocional; ensancha nuestro punto de vista, abriéndonos a nuevos enfoques e incluso a la sabiduría.

El buen humor, al cambiar nuestra percepción de los acontecimientos, nos ayuda a encontrar soluciones alternativas. Ríe con los demás y ríete de ti mismo. Cuando exageras cómicamente tus desatinos, comienzas a verte desde fuera en lugar de hacerlo desde dentro, y cuando te contemplas desde este nuevo ángulo, eres más capaz de reconocer tu culpa y tus errores. Reconocerlos constituye el primer paso para rectificarlos.

Arthur Rowshan

 

El hombre sufre tan terriblemente en el mundo que se ha visto obligado a inventar la risa.

  Friedrich Nietzsche

 

La risa puede curar las enfermedades, que no son otra cosa que un bloqueo del flujo de la alegría.

Walter Lübeck

 

La risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano.

Victor Hugo 

 

Lo importante a la hora de actuar es ser capaz de reír y llorar. Si tengo que llorar, pienso en mi vida sexual. Y si tengo que reír, pienso en mi vida sexual.

Glenda Jackson

 

La risa no es más que la gloria que nace de nuestra superioridad.

Thomas Hobbes     

 

La capacidad de reír juntos es el amor.

Françoise Sagan

 

La risa es el gozo de crecer.

Charles Baudelaire

 

Nadie que se ríe de sí mismo puede aparecer risible.

Séneca

 

Una nación entra en decadencia cuando su pueblo se vuelve demasiado serio como para anhelar juguetes.

Eric Hoffer

 

La vida es demasiado importante como para tomársela en serio.

Oscar Wilde

 

Cuando aceptamos nuestros defectos, en lugar de intentar defenderlos, empezamos a reír, y el mundo ríe con nosotros.

Jimmy Durante

 

No sé, si uno se ríe verdaderamente con ganas, parece como si de pronto se te reacomodaran las vísceras, como si de pronto hubiera razones para el optimismo, como si todo esto tuviera un sentido. Uno tendría que automedicarse la risa como un tratamiento de profilaxis psicológica, pero el problema, como te imaginarás, es que no abundan los motivos de risa.

Mario Benedetti

 

La risa es la mejor medicina y además es una medicina gratis. Es una medicina que cura tanto las enfermedades físicas, como las del alma. No escatimes risas ni carcajadas. A reír a rienda suelta, que la vida es para pasarla muy bien y contento.

Luz Estela Rozo de Zubillaga

 

El pico más alto de los Andes es el Aconcagua, salvo cuando un cóndor se posa en la cumbre, en este caso el pico más alto es el del Cóndor.

Aldo Cammarota

 

Página Principal   Comunicación efectiva