MI ELECCIÓN PERSONAL ES VIVIR EN EL CIELO

 

 
 
Todos hablan de libertad. Pero ¿qué es la libertad? ¿somos realmente libres? ¿somos libres para ser quienes realmente somos? La respuesta es no, no somos libres. La verdadera libertad está relacionada con el espíritu humano: es la libertad de ser quienes realmente somos.
 
¿Quién nos impide ser libres? Nosotros mismos. Tenemos recuerdos de tiempos pasados en lo que éramos libres y disfrutábamos de ello, pero hemos olvidado lo que verdaderamente significa la libertad.
 
Si observamos a un niño pequeño, descubrimos a un ser humano libre. ¿Por qué lo es? Porque hace lo que quiere hacer. Y si observamos a estos seres humanos de dos años de edad, descubrimos que la mayor parte del tiempo sonríen y se divierten.
 
 Exploran el mundo. No les da miedo jugar. Sienten miedo cuando se hacen daño, cuando tienen hambre y cuando algunas de sus necesidades no se ven satisfechas; pero no les preocupa el pasado, no les importa el futuro y sólo viven el momento presente.
 
Los niños muy pequeños no tienen miedo de expresar lo que sienten. Son tan afectuosos que, si perciben amor, se funden en él. No les da miedo el amor. De niños, no le tenemos miedo al futuro ni nos avergonzamos del pasado. Nuestra tendencia natural es disfrutar de la vida, jugar, explorar, ser felices, amar.
 
Tu verdadero yo es todavía un niño pequeño que nunca creció. En ocasiones, cuando te diviertes o juegas, cuando te sientes feliz, cuando pintas, escribes poesía o tocas el piano, cuando te expresas de cualquier otro modo, ese niño pequeño reaparece.
 
Estos son los momentos más felices de tu vida: cuando surge tu yo verdadero, cuando no te importa el pasado y no te preocupas por el futuro. Entonces eres como un niño.
 
La libertad que buscamos es la ser nosotros mismos, la de expresarnos tal como somos. Sin embargo, si observamos nuestra vida, veremos que, en lugar de vivir par complacernos a nosotros mismos, la mayor parte del tiempo sólo hacemos cosas para complacer a los demás, para que nos acepten.
 
La mayoría de la gente ni siquiera se da cuenta de que no es libre. Algo en su interior se lo susurra, pero no lo comprende, y no sabe por qué no es libre. El primer paso hacia la libertad personal consiste en ser conscientes de cuál es el problema para resolverlo porque hasta que no seas consciente no podrás hacer ningún cambio.
 
Tal vez no podamos escapar del destino del ser humano, pero podemos elegir entre sufrir nuestro destino o disfrutar de él, entre sufrir o amar y ser feliz, entre vivir en el infierno o vivir en el cielo. Mi elección personal es vivir en el cielo.
 
Dr. Miguel Ruiz

 

 
Cuando tú encuentres el camino otros te encontrarán a ti. Al pasar por el camino serás atraídos hasta tu puerta y el camino que no puede oírse resonará en tu voz, y el camino que no puede verse se reflejará en tus ojos.
 
Lao-Tsé
 
Donde hay un gran amor hay siempre milagros. Los milagros no se apoyan tanto en los rostros, las voces o los poderes curativos que nos llegan de lejos como en el refinamiento de nuestra percepción, que hace que, por un momento, nuestros ojos puedan ver y nuestros oídos oír lo que está siempre ahí a nuestro alrededor.
 
Willa Cather
 
 
Todo cuanto contemplas, aunque parezca estar Fuera, está Dentro, en tu Imaginación, de la que esta Vida Finita es tan sólo una Sombra.
 
William Blake

 
El amor es lo más importante de la vida. Pero, ¿qué queremos decir cuando decimos «amor»? Desde luego, no es amor amar a alguien porque esta persona te ama a su vez. Amar es sentir un inmenso cariño sin pedir nada a cambio. Podemos ser muy inteligentes, podemos aprobar todos los exámenes, doctorarnos y alcanzar una alta posición, pero si carecemos de esta sensibilidad, de este sentimiento de simple amor, nuestro corazón estará vacío y seremos desdichados durante el resto de nuestra vida.
 
Jiddu Krishnamurti
 
Olvida lo que era la vida,
tú eres lo que decidas ser,
la vida será lo que tú veas.
Sea lo que sea que creas que tienes,
no tienes nada que perder.
A través de todo lo vivo y lo muerto,
el tiempo corre como una mecha;
y la mecha arde, y la tierra gira.
Aunque los años dejen paso a la incertidumbre,
y el miedo de vivir por nada ahogue la voluntad,
hay una parte mía que le habla a mi corazón.
Aunque a veces es difícil verla,
nunca está lejos de mí.
 
Jackson Browne, «The Fuse»
 
 
Cuando actúo bien, me siento bien. Cuando actúo mal, me siento mal. Y ésa es mi religión.
 
Abraham Lincoln
 
 
Lo que la gente piense de mí es problema de ellos, no mío. Nunca me he preocupado por lo que digan los críticos; si me preocupara por lo que ellos dicen, seguiría sentado en la India.
 
Deepak Chopra
 
 
El ir lejos en la vida depende de que se sea tierno con los jóvenes, compasivo con los ancianos, solidario con los luchadores y tolerante con los débiles y los fuertes. Porque en algún momento de tu vida habrás sido todo eso.
 
Georges Washington Carver

 
Saber que sabemos lo que sabemos y que ignoramos lo que no sabemos es el mejor conocimiento.
 
Confucio
 

 

Página Principal   Ego y espíritu