LO FÍSICO ES UNA ILUSIÓN

 

 
 

Chris y Doc conversan:

 

-¿Annie no pintó una casa para ustedes por aquí?

 

-Sí, la casa de nuestros sueños.

 

-Sólo una caminata por el agua. Tomemos el atajo.

 

-Lindo atajo –dice Chris mientras se hunde en el lago.

 

-¡Es fácil! ¡Mírame! –dice Doc caminando en el agua.

 

-Me voy a ahogar.

 

-No puedes. Ya estás muerto.

 

-¿En realidad estoy aquí?

 

- ¿Qué quieres decir? ¿Acaso eres tu brazo o tu pierna?

 

-Difícilmente.

 

-¿En serio? Si pierdes tus extremidades, ¿sigues siendo tú?

 

-Seguiría siendo yo.

 

-¿Qué quieres decir con «yo»?

 

-Mi cerebro, supongo.

 

-Tu cerebro. Tu cerebro es una parte del cuerpo como una uña o el corazón. ¿Por qué esa parte?

 

-Porque yo tengo una vocecita en mi cabeza. La parte de mí que piensa, que siente, la que se da cuenta que existo.

 

-Si estás consciente de que existes, entonces existes. Por eso sigues aquí. ¿Por qué te cuesta tanto? Mira. Tu cerebro es carne. Se pudre y desaparece. ¿Realmente crees que sólo eres eso? Ahora estás en tu casa. Estás en tu casa, pero no eres tu casa. Si la casa se cae, sales y te vas.

 

-Pero parece que reconstruyo –dice Chris viendo su cuerpo.

 

Entran en la casa.

 

-Ves un cuerpo porque quieres ver uno. Vemos lo que queremos ver. Déjame mostrarte algo –Doc abre un hueco en la pared.

 

-Es real, ¿dónde está la pintura?

 

-Ya no la necesitas. Este es tu mundo. El pensamiento es real. Lo físico es una ilusión. Irónico, ¿no?

 

-¿Dónde está Dios?

 

-Está allá arriba, en algún lugar, gritando que nos ama y preguntándose por qué no lo escuchamos.

 

Richard Matheson «Más allá de los sueños»

 

 

Puedes promover el amor de ti mismo si utilizas con sabiduría el lenguaje que eliges para describirte. El vocabulario que utilizamos es mucho más importante  de lo que creemos. Si no hablas amablemente en tus charlas contigo mismo, si no utilizas palabras amistosas en tu diálogo interno, es imposible que seas afectuoso con los demás.

 

Mientras más amor te des a ti mismo, más disponible estarás para los otros. No puedes dar lo que no tienes.

 

Eres dueño del amor que hay en ti. entonces, y sólo entonces, estarás en condiciones de darlo auténticamente a quienes te rodean. Sé bueno contigo. Sé verdaderamente bueno contigo mismo. Trátate como a tu mayor héroe.

 

Y un modo de empezar a hacerlo es hablarte bien. Las palabras que usamos tienen un poder tremendo. Contiene, cada una, una energía propia.

 

Los pensamientos que pensamos sólo son paquetes de energía que enviamos al mundo y las palabras son sus mensajeras. Lo que enviamos fuera regresa tal cual. Si tenemos pensamientos de escasez vamos a atraer mayor escasez a nuestra vida, porque esos pensamientos sólo son energía y lo semejante atrae a lo semejante. Si pensamos pensamientos de miedo, prevalecerán situaciones de miedo.

 

Un pensamiento acerca de la escasez posee determinada energía con la cual vibran las partículas que lo forman. Las cosas que vibran con la misma frecuencia se atraen unas a otras. Por eso los pensamientos que piensas son como imanes, atraen a tu vida a gente y sucesos que armonizan con ellos.

 

Nuestro pensamiento establece en realidad una profecía que se hace realidad. Si pensamos que el mundo es un lugar estrecho, eso terminará creándonos la realidad. Si pensamos que no merecemos amor y que nadie querrá estar con nosotros si descubre cómo somos, entonces nunca hallaremos ese alma gemela que anhelamos. Si pensamos que la vida es dura, entonces el mundo nos enviará una vida dura.

 

Cada vez que piensas que algo no está funcionando en tu vida, en realidad estás empeorando las cosas. En cada instante en que te concentras en lo que no te gusta de tu vida, en realidad estás bloqueando lo que deseas incorporar. Aquello en que te concentras crecerá, lo que piensas se expandirá y aquello en que te instalas va a determinar tu destino.

 

En cada situación siempre hay algo bueno. Todo lo que nos sucede representa una oportunidad de crecer y evolucionar en dirección a nuestra mejor persona. Nuestros pensamientos son como imanes que atraen a nuestra vida a gente y situaciones que armonizan con ellos. Si te mantienes enfocado en lo negativo, así será tu vida.

 

Entrénate para concentrarte en lo bueno de cualquier situación –y siempre lo hay si miras bien- y eso es lo que abundará en tu realidad. Nuestros pensamientos forman nuestro mundo.

 

Las imágenes que creas en tu mundo interior no pueden si no manifestarse en tu mundo exterior, este proceso es la exteriorización de imágenes. Lo interno siempre se convertirá en lo externo porque todas las cosas se crean dos veces: primero en tu mente y después en la realidad.

 

 Cualquier imagen que se te ocurra, si en ella te concentras diariamente durante bastante tiempo, no puede evitar aparecer en tu mundo exterior. Imagínate como una persona afectuosa, amable y confiada y así exactamente vas a ser. Imagínate feliz, gozoso y rico con un corazón de niño y eso serás finalmente.

 

Todos los pensamientos configuran nuestro mundo, también lo hacen las palabras. Es esencial que seas muy cuidadoso con las palabras que dices no sólo a ti mismo sino a los demás. Si usas palabras positivas y llenas de poder, te volverás positivo y poderoso e influirás en las personas de una manera más profunda que la que puedes imaginar.

 

Robin Sharma

 

 

Sólo empezamos a saber cuando olvidamos todo lo aprendido.

 

Henry David Thoreau

 

 

Mantener la mente tranquila en medio de la turbulencia es una lección difícil de aprender y, a la vez, muy importante. Concéntrate en lo que puedes hacer en vez de prestar atención a lo que no puedes conseguir. El mar y la vida tienen muchas cosas en común. Relájate, déjate llevar, ten fe en que vas a flotar y así será. Pero niégalo, piensa en que te vas a hundir, y así ocurrirá. La elección es tuya. No vas a creer que eres capaz de hacerlo hasta que lo hagas. Ya verás cómo te ocurre igual con muchas otras cosas. Cuando tenemos miedo y dudamos, no estamos preparados.

 

Marcia Grad

 

 

La biología enseña que cada célula del cuerpo se reemplaza completamente en dos años. Cada célula de su cuerpo muere y es reemplazada cada dos años. Entonces, ¿por qué no murió usted? Si usted no es su cuerpo, entonces ¿quién es? Si todas las células que contienen su memoria han muerto en los últimos dos años, ¿cómo es que usted todavía puede recordar? Si la mano que tengo hoy es una mano completamente nueva con respecto a la que tenía hace dos años, ¿por qué todavía tengo esta verruga? Usted tiene un cuerpo, pero no es su cuerpo. Usted tiene pensamientos, pero no es sus pensamientos. Usted tiene emociones, pero no es sus emociones. Usted experimenta la realidad, pero no es la realidad.

 

Vincent Roazzi

 

Sólo empiezas a cobrar conciencia cuando ves lo que no eres, cuando tu mente empieza a comprender que no es el cuerpo. Cuando se dice a sí mismo:

-Entonces, ¿qué soy? ¿Soy la mano? Si me corto la mano, todavía sigo siendo yo. Entonces, no soy la mano. Eliminas lo que no eres hasta que, al final, lo único que queda es lo que realmente eres. La mente atraviesa un largo proceso hasta descubrir su propia identidad. En ese proceso liberas tu historia personal, lo que te hace sentir seguro, hasta que finalmente comprendes lo que en verdad eres. Descubres que no eres lo que crees que eres porque nunca escogiste tus creencias, que estaban ahí cuando naciste. Descubres que tampoco eres el cuerpo, porque empiezas a funcionar sin él. Empiezas a advertir que no eres el sueño, que no eres la mente. Y si profundizas más, te llegas a dar cuenta de que tampoco eres el alma. Entonces, lo que descubres resulta verdaderamente increíble. Descubres que lo que eres es una fuerza: una fuerza que le permite a tu cuerpo vivir, una fuerza que permite que tu mente sueñe.

 

Dr. Miguel Ruiz

 

 

Aprendí que no importa lo que pase, o cuan malo pueda parecer el día de hoy, la vida continua y mañana será mejor. Aprendí que puede decirse mucho sobre una persona a partir de la manera en que maneja tres situaciones simples: un día lluvioso, la pérdida de su equipaje y el enredo de las luces navideñas.

 

Maya Angelou

 

La felicidad o la infelicidad de un hombre no depende cuántas propiedades tiene o el oro que gana. La felicidad o la miseria está en nuestro espíritu. Un hombre sabio se siente como en casa en cualquier país. El universo entero es el hogar del alma noble.

 

Demócrito

 

Los atletas olímpicos aplican el proceso de la visualización para obtener ventajas a la hora de competir con las que nunca antes habían contado. Gracias al uso habitual de esta técnica, son capaces de aprovechar sus reservas ocultas y rendir al máximo nivel en su especialidad deportiva. Al ver el resultado ideal con los ojos de la mente y ensayar este final una y otra vez, todo su cuerpo se prepara para repetir este final durante la competición.

 

Charles Garfield

 

El alma nunca piensa sin una imagen mental.

 

Aristóteles

 

Nunca permitiré que nadie camine por mi mente con los pies sucios.

 

Mahatma Gandhi