LAS HEMOS CREADO NOSOTROS

 

 
 
Estaban dos pájaros sobre una pequeña rama de un árbol en invierno.
 
-Dime cuanto pesa un copo de nieve, -preguntó el pájaro carbonero a la paloma salvaje.
 
-Nada de nada, -fue la respuesta.
 
-En tal caso debo contarte una historia maravillosa, -dijo el pájaro carbonero.
 
-Al empezar a nevar me posé en la rama de un abeto, cerca de su tronco. No nevaba mucho, no era una gran tormenta, no, era como en un sueño, no había heridas ni violencia. Como no tenía otra cosa mejor que hacer, me puse a contar los copos que se iban asentando en las ramitas y en las hojas de mi rama. Su número exacto fue de 3.741.952. Cuando el último de ellos se posó sobre la rama, sin pesar nada de nada, como has dicho, la rama se partió.
 
Habiendo dicho eso, el pájaro carbonero se alejó volando.
 
La paloma, que desde el tiempo de Noé era una autoridad en esta materia, estuvo reflexionando un rato sobre la historia que le habían contado y por fin se dijo:
 
 -Quizá sólo haga falta la voz de una persona más para que la paz llegue al mundo.
 
Citado por Joseph Jaworski
 

Todas las cosas que vemos aparecer en nuestra vida, tendemos a pensar que son algo exterior a nosotros que nos cae del cielo, pero en realidad las hemos creado nosotros. 

Algo que estaba latente en nuestra mente y que nosotros podemos presentir como potencialmente nuestro, se materializa en algo real y encuentra su expresión en la vida, ya sea una pareja, un trabajo, una ruptura, el interés en una afición nueva.

Esto lo hacemos sincronizando nuestra inquietud interna, nuestros pensamientos, con determinados sucesos que ocurren pero que reflejan con la misma exactitud que un espejo, aquello que estábamos sintiendo o pensando en un momento determinado.

La sincronicidad es mágica porque al ver como se expresa algo que estaba en nuestro interior, nos damos cuenta que nuestra vida responde a un patrón determinado, como si fuera un guión de cine que hemos aprendido antes de rodar la película. La progresión es como secuencias de esa película y si sabemos relacionar una secuencia con otra podemos ver o adivinar la película entera.

Todo lo mágico es difícil de ver porque vivimos en gran medida ajenos a todo este proceso, creyendo que las cosas vienen a nuestra vida como viene una tormenta, un golpe de suerte o una calamidad; pero no es así.

El primer paso que debemos dar para afrontar es ser conscientes de que los creadores del cambio que vamos a afrontar somos nosotros mismos, que todo lo que nos ocurre lo hemos decidido nosotros, desde nuestro ser más profundo, no con nuestra voluntad ni decisión consciente pero al fin y al cabo lo hemos elegido.

Si fueramos conscientes del porqué de todas las cosas, estas situaciones no supondrían ninguna dificultad ni inquietud, porque veríamos la película completa y sabríamos el final de todo, pero como éste no es el caso, tenemos que ver el tránsito secuencia a secuencia, intentando hacer lo mejor que podemos en cada momento.

Es decir empleando el factor tiempo y viendo de qué manera la progresión se va sincronizando en nuestra vida con algo equivalente en el exterior, cómo lo va creando y lo vamos asimilando, cómo reaccionamos, cómo lo aceptamos o lo rechazamos.

La sincronicidad es una ley que funciona incluso en pequeños detalles cotidianos, cuando un día modificamos nuestros pensamientos acerca de algo y de repente empiezan a ocurrir cosas relacionadas con ese cambio de actitud mental.

 

Recopilado por Elias Benzadon
 
 
Nuestros cerebros se magnetizan con los pensamientos dominantes que albergamos en la mente, y por medio de procesos que nadie conoce, estos magnetos atraen las fuerzas, personas y circunstancias que armonizan con dichos pensamientos dominantes.
 
Napoleon Hill
 
 
El hombre, tarde o temprano, se da cuenta que él es el labrador de su propia alma, el responsable de su vida. También descubre las leyes del pensamiento y comprende, cada vez con mayor exactitud que las fuerzas del pensamiento intervienen en la edificación de su carácter, circunstancias y destino.
 
James Allen
 
 
Las cosas más importantes de la existencia, las que nos construyen, jamás mostrarán sus rostros.
 
Paulo Coelho
 
 
Lo que parece coincidencia no lo es en absoluto, sino más bien es el desenlace del patrón que tú mismo empezaste a tramar.
 
Claude Bristol
 
 
Los pensamientos y sentimientos tienen su propia energía magnética, que atrae energía de la misma naturaleza.
 
Shakti Gawain
 
 
Atraemos magnéticamente hacia nuestras vidas lo que albergamos en nuestros pensamientos.
 
Richard Bach
 
 
Un milagro es justamente un hecho sincrónico en el cual el lapso de tiempo entre la intención de que algo ocurra y su manifestación, se ha reducido notablemente.
 
Deepak Chopra
 
 
Hablar de casualidad es ofender a Dios. La palabra casualidad es una blasfemia; nada bajo el sol sucede por casualidad.
 
Gotthold Lessing
 
 
Sólo aquellos que nada esperan del azar son dueños del destino.
 
Matthew Arnold
 
 
Tampoco es inescrutable el azar, también está regido por un orden.
 
Novalis
 
 
La casualidad no es, ni puede ser, más que una causa ignorada de un efecto desconocido.
 
Voltaire
 
 
 

Página Principal   Sincronicidad