LA IMAGINACIÓN ES EL PRINCIPIO DE LA CREACIÓN

 

 

 

 

 

 

Se cuenta que Walt Disney fue capaz de realizar todos los proyectos que concebía, debido a su capacidad para visualizarlo ya terminado cuando apenas era una idea en su mente.

 

La idea de Disneylandia se le ocurrió mientras paseaba, como de costumbre, por los parques, con sus hijas Sharon y Diana. Imaginó un gigantesco parque de diversiones para los niños, donde podrían encontrarse todos los personajes de sus dibujos animados.

 

El día en que decidió poner en marcha su proyecto, nada ni nadie pudo detenerlo. Se cuenta que cuando se encontraba buscando un banquero o un inversionista que financiara la construcción de su parque de diversiones, solía llevar a la persona al sitio que él había escogido para construirlo en las afueras de Los Ángeles, California, y desde una colina cercana los invitaba a compartir dicha visión:

 

-La entrada al parque quedará de aquel lado y ahí comenzará la calle central que termina en aquel hermoso castillo. ¿Lo puede ver?

 

Y así describía cada una de las atracciones y juegos con tal claridad como si las estuviese viendo. Algunos de los potenciales inversionistas, desconcertados, trataban de imaginar lo que Disney veía allí, en medio de aquel terreno baldío.

 

Durante la ceremonia de inauguración de «Epcot Center» en la ciudad de Orlando, Florida, cinco años después de su muerte, un reportero se acercó a Roy Disney, hermano de Walt, quien por aquel entonces se encontraba al frente de la corporación y le dijo:

 

-Debe ser un momento difícil para usted; un día de gran alegría pero también de inmensa tristeza al ver que Walt nunca pudo ver culminado este parque, que era uno de sus grandes sueños.

 

Roy se volvió al reportero y le dijo:

 

-Joven, está usted totalmente equivocado. Walt vio culminado este sitio. Y fue precisamente gracias a que lo vio culminado mucho antes de que se comenzara a construir, que hoy usted y yo lo estamos viendo.

 

Dr. Camilo Cruz

 

 

La visualización permite poner en práctica la habilidad creativa que todos tenemos. La visualización enciende la chispa creativa que constituye la base de toda creación. Lo que realmente transforma esa chispa en el fuego ardiente de la realidad es la creencia emocional que ponemos en ella.

 

Es verdaderamente asombroso lo fácil que resulta poner en marcha este impresionante poder. No hay nada sobrenatural en ello: es casi lo mismo que soñar despierto. Se basa en el principio que el cerebro piensa a través de imágenes, y no puede diferenciar un hecho real de otro imaginario. Simplemente imagine o «vea» su objetivo con la mente.

 

La creatividad de la visualización funciona mejor cuando el éxito es un efecto residual de priorizar el éxito de los demás. ¡Existe un gran poder creativo en esa combinación! Una vez hecho eso, deje que las cosas sucedan y confíe en que, desde allí en adelante, el universo lo guiará correctamente hacia el mejor resultado posible.

 

Sólo necesita esta atento a los indicios. Usted ya tiene esta habilidad: nació con ella. He descubierto que lo que visualizo muy a menudo se convierte en realidad.

 

En el cerebro mismo, la imaginación y la realidad no pueden diferenciarse, y por eso no debería sorprendernos que las imágenes en el cerebro puedan manifestarse finalmente como realidades en el mundo físico.

 

La visualización, o la imaginación de la realidad, da resultado. El cerebro no puede distinguir entre una experiencia imaginaria y una real. Si usted visualiza repetidamente un hecho imaginario, éste se hará realidad.

 

Ese es el principio fundamental de las enfermedades psicosomáticas: la gente imagina, una y otra vez, que presenta los síntomas de la enfermedad aun cuando no exista una causa médica para ello.

 

Asimismo, explica el «efecto placebo» a través del cual se trata una enfermedad con píldoras de azúcar, mientras que al paciente se le dice que se le recetó un nuevo medicamento que lo curará. .

 

En el proceso de visualización, además de tener la intención, usted debe creer. Si la intención es la semilla que le da forma a su realidad, la fe puede compararse con el sol o la lluvia que acompañan el crecimiento de la semilla.

 

Cuanto más sol y lluvia recibe la semilla, más crece hasta alcanzar su máximo desarrollo. Del mismo modo, cuanto más creamos en la intención, más se manifestará ésta en la realidad.

 

Podemos creer más o menos, y eso tiene que ver con lo convencidos que estemos de la posibilidad de la proposición. La combinación de entusiasmo, fe e intención produce resultados positivos. Cuanto más entusiasmo, o emoción, pongamos para respaldar la creencia, más experimentaremos la realidad de nuestra visualización.

 

Es necesario evitar a la gente negativa porque sus intenciones y creencias son negativas. Las intenciones y creencias negativas de los demás cancelan nuestras intenciones y creencias positivas.

 

No hay que revelar nuestros sueños y aspiraciones; si nadie conoce las experiencias positivas que estamos tratando de experimentar, no tendrán la oportunidad de plantar involuntariamente las semillas negativas que provoquen la cancelación de nuestras intenciones positivas.

 

Cuando una persona negativa entra en contacto con otra, el poder destructivo combinado de la negatividad de ambas es mayor que la suma del poder destructivo de cada negatividad individual. Si deseamos tener éxito, tenemos que evitar a las personas negativas a toda costa, quienesquiera que sea.

 

Hasta que no hayamos logrado poder sobre nuestra negatividad de la cual el éxito constituye la prueba de fuego, tendremos una tendencia a lo negativo. Dicha tendencia basta para derrumbar nuestros esfuerzos cuando está aumentada por la presencia de otros sistemas negativos.

 

Si un sistema positivo entra en contacto con uno negativo, logramos un efecto «cero» y deseamos lograr más de «cero». Aun cuando pongamos nuestro mejor empeño por ser positivos, el contacto con personas negativas echará por tierra nuestros esfuerzos.

 

Sin un esfuerzo dirigido que provoque lo contrario, todo tenderá al desorden, lo cual se considera un resultado negativo. Todo tiende a desordenarse sin intervención. Si no realizamos un esfuerzo directo por tener pensamientos positivos, tendremos pensamientos negativos.

 

Si no realizamos un esfuerzo directo por conseguir el éxito, fracasaremos. O bien estás ocupado en crecer o estás ocupado en morir.

 

Vincent Roazzi

 

 

Cada acción surge de una intención en el orden implícito. La imaginación ya es la creación de la forma; ya contiene la intención y el germen de todos los movimientos necesarios para desarrollarla. Y afecta al cuerpo y todo lo demás, de manera que al producirse la creación de esa manera, desde los niveles más imperceptibles del orden implícito, los atraviesa hasta que se manifiesta en lo explícito.

 

David Bohm, físico

 

 

La imaginación es más importante que el conocimiento. Muchas de las ideas que vinieron a mí y contribuyeron a mi formación científica, llegaron mientras me encontraba absorto en un mundo de imaginación y fantasía, no mientras utilizaba mi intelecto en la solución de algún problema. Las palabras, ya sean habladas o escritas no parecen jugar ningún papel en el mecanismo de formación de mis pensamientos. El lenguaje que parece prevalecer en la articulación de pensamientos son ciertos símbolos e imágenes que pueden ser reproducidas y combinadas a voluntad.

 

Albert Einstein

 

 

Tú nunca conseguirás alcanzar aquello que quieres. Tú sólo lograrás alcanzar aquello que puedas visualizar claramente. Cuando era vendedor, antes de visitar un cliente, tomaba unos minutos para rodar toda la película de la realización de la venta. Me veía saludando al cliente y realizando la presentación. Veía al cliente respondiendo con mucho entusiasmo a la propuesta y terminaba con una imagen del cliente agradeciéndome por el producto. En los ensayos mentales siempre hubo venta, nunca falló. En la realidad no ocurrió exactamente lo mismo, pero este ensayo mental definitivamente me ayudó a ser mucho más efectivo y a llegar al cliente con una actitud distinta y unas expectativas diferentes, y esto es lo verdaderamente importante.

 

Zig Ziglar

 

 

Si lo ves en tu mente, lo tendrás en tu mano

 

Bob Proctor

 

 

El poder del diálogo interno, el poder de los pensamientos, de las ideas y, en general, de las palabras, radica en que estas son traducidas a imágenes antes que el cerebro pueda interpretarlas; imágenes que tienen un gran poder sobre nuestras emociones, nuestras acciones y hasta sobre nuestro organismo.

 

Dr. Karl Pribram

 

 

Una imagen en la mente activa el sistema nervioso de igual manera que lo haría llevar a cabo la acción correspondiente. El cerebro es incapaz de distinguir entre una experiencia real y una experiencia vivamente imaginada. Si piensas en cualquier cosa y lograr asociar con este pensamiento imágenes sensorialmente ricas en color, sabor, olor y otras sensaciones, tu sistema nervioso y tu cerebro no logran discernir si lo que estás experimentando sucede en realidad o simplemente lo estás imaginando. Para tu mente es como si fuese realidad, aun cuando sólo lo estés imaginando.

 

Dr. Steven La Berge

 

 

Incluso antes de elegir el palo con que golpearé la pelota, practico cada golpe mentalmente por lo menos cinco veces. Lo visualizo tal y como quiero que suceda.

 

Jack Nicklaus, golfista

 

 

Un médico estaba tratando a un paciente asmático que casi no podía mantener sus bronquios abiertos. El doctor encargó a un laboratorio farmacéutico una muestra de un medicamento nuevo y potente y se lo administró al paciente. En pocos minutos, el hombre mostró una increíble mejoría y empezó a respirar más fácilmente. Sin embargo, la siguiente vez que sufrió un ataque, el médico decidió ver qué ocurría si le daba un placebo. El paciente se quejó de que algo pasaba con el medicamento porque no había eliminado por completo su dificultad respiratoria. Eso convenció al doctor de que la muestra realmente era una nueva y potente droga contra el asma, hasta que recibió una carta del laboratorio farmacéutico donde le informaban que en vez de enviarle la droga nueva, ¡por error le habían enviado un placebo! Aparentemente, el entusiasmo involuntario del doctor por el primer placebo, y no por el segundo, fue la causa de la discrepancia.

 

Dr. David Sobel

 

 

Los pacientes con cáncer que practican las técnicas de imaginación guiada y visualización orientadas a trabajar mentalmente con el sistema inmune en contra de la enfermedad pueden incrementar significativamente la actividad del mismo y, en concreto, de las células asesinas -natural killers-, esenciales en la lucha antitumoral. La práctica de las técnicas de visualización fortalece en el individuo la creencia en el poder autorreparador, lo cual es sumamente importante ya que las creencias se transforman en biología en el organismo; por lo tanto debe creerse que la curación es posible.

 

Dra. Marianella Castés Boscán

 

 

Evita la negatividad a toda costa; si estás presente mientras dos compañeros tuyos hablan negativamente, sal corriendo -no caminando, sino corriendo- hacia la salida más próxima.

 

Fred Hill

 

 

La entropía, o tendencia que tiene todo sin intervención al desorden, de un sistema aislado aumenta en forma constante, y cuando dos sistemas se unen, la entropía de todo el sistema es mayor que la suma de las entropías de los sistemas individuales. La experiencia indica que el desorden tiene a incrementarse si las cosas quedan libradas a su suerte. Es posible crear orden a partir del desorden, pero se precisa invertir esfuerzo o energía y, de ese modo, disminuye la cantidad de energía ordenada disponible.

 

Stephen Hawking, físico

 

 

La imaginación es el principio de la creación. Imaginamos lo que queremos, creamos un profundo deseo por aquello que imaginamos y finalmente, creamos aquello que hemos deseado.

 

George Bernard Shaw

 

 

Página Principal   Salud y felicidad