LA FUERZA Y EL PODER DE UNA DECISIÓN

 

 

 

 

Libertad es la capacidad de visualizar un futuro mejor y concentrar nuestra atención, nuestra pasión y nuestras decisiones en ese futuro.

 

Es dominar nuestros pensamientos, sentimientos y acciones y dirigirlos correctamente. Es poder sacrificar lo inmediato y lo cómodo por algo mayor y mejor. Es decidir hacer lo necesario para que el futuro exista.

 

Libertad es crecer pero no a expensas de otro. Es crecer en paciencia, en perseverancia, en amor, en fe, en confianza, en seguridad, y en la capacidad de producir resultados a través de una vida dirigida, por uno mismo, hacia objetivos dignos.

 

Si la libertad de uno o de unos, produce opresión en otros, entonces no es libertad, sino un capricho egocentrista. Este capricho lleva a irrespetar, dominar y controlar la vida de otros trayendo destrucción y violando los principios de la vida.

 

La libertad real produce respeto a la vida, y es regida y gobernada por principios y leyes. Es por esto, que las personas más libres son las que más se conocen y más se sujetan a producir resultados en sus vidas conforme a sus propósitos y sus razones de ser.

 

Entendemos hoy a los héroes, que se levantan cada día cumpliendo con sus metas, negándose a sí mismos

en pro de sus propósitos, sabiendo que Dios es el protector y determinante del futuro de los que deciden vivir la libertad de ser lo que nacieron para ser.

 

Decisiones contundentes se están tomando en los corazones; decisiones que determinan el futuro. Es tiempo de crear un camino nuevo hacia un futuro posible, es tiempo de saber que cada uno de nosotros puede hacer la diferencia.

 

La libertad sin sacrificio y esfuerzo no existe. Los errores del pasado crean el temple y el carácter necesarios para construir algo mejor.

 

Nuestras decisiones diarias determinan ese futuro. Si hoy decidimos respetar, amar, dar gracias y luchar por lo que creemos, mañana será diferente. Haremos tangible la verdad, la justicia y la libertad para nosotros y para una nueva generación. 

 

 

Tu vida cambia en el momento que tomas una decisión integra, acorde y comprometida. La fuerza y el poder de una decisión y de sus consecuencias residen dentro de ti. En otras palabras, ya la posees. Cuando decides lo que quieres encontrarás un camino, estarás determinando el éxito de tu decisión. Tomar una decisión es comprometerte con el resultado, sin vacilación, sin pensar en otra posibilidad. Mientras más tomas decisiones, más habilidad tendrás en tomar decisiones acertadas. La repetición conduce a la habilidad: sé consistente y perseverante con tu decisión.

 

Alison Salas

 

 

No mire, podría ver

No oiga, podría escuchar

No piense, podría aprender

No haga una decisión, podría equivocarse

No camine, podría tropezar

No corra, podría caerse

No viva, podría morir

 

Jaime Lopera Gutierrez

 

 

No estoy desconsolado, porque cada intento equivocado descartado es un paso hacia delante.

 

Thomas Edison

 

 

Sólo Dios es más poderoso que un pueblo unido.

 

Carlos Estrada

 

 

La equivocación mas grande que una persona puede cometer es tener temor de cometer una equivocación.

 

Elbert Hubbard

 

 

Toda verdad pasa por tres fases. Primero se la ridiculiza; segundo, se le plantea una oposición violenta y finalmente, se la acepta como evidente en sí misma.

 

Arthur Schopenhauer

 

 

El descubrimiento es lo esencial de la ciencia y conduce a un cambio en la visión del mundo. El descubrimiento, en la ciencia como en las artes, sólo es posible en sociedades que den a sus ciudadanos libertad para buscar la verdad esté donde esté, y que respeten los diferentes caminos que llevan a ella.

 

John Polanyi

 

 

El cambio significa viajar por aguas desconocidas, y esto nos produce inseguridad. Por eso muchas personas se sienten mas cómodas con los viejos problemas que con las nuevas soluciones.

 

John Maxwell

 

 

El mejor soldado jamás ataca. El luchador superior triunfa sin violencia. El conquistador más grande vence sin combate. El director más eficaz dirige sin imponer. A eso se le llama ecuanimidad inteligente; a eso se le llama conocimiento de los hombres.

 

Lao-Tsé

 

 

Contra la ignorancia no se debe luchar, hay que dejar que se pudra sola.

 

Camilo José Cela

 

 

Los grandes espíritus han tropezado con violenta oposición por parte de las mentes mediocres.

 

Albert Einstein

 

 

Perdona mis actos sin sentido como yo perdono los actos sin sentido de aquellos que piensan que obran con sentido.

 

Robert Frost

 

 

Dios se presenta a los hambrientos en forma de comida.

 

Mahatma Gandhi

 

 

Nada es más poderoso que una idea a la que le ha llegado su hora.

 

Victor Hugo

 

 

No hay que dudar que un pequeño grupo de personas comprometidas puede cambiar el mundo; en realidad nunca ha ocurrido otra cosa.

 

Margaret Mead

 

 

Quien quiera vivir largo tiempo, ha de estar dispuesto al sacrificio. Pero quien quiera mandar no vivirá mucho tiempo. Hay muy pocos que hayan nacido para mandar, y éstos viven sanos y alegres. Pero los otros, los que sólo por su ambición han llegado al poder, éstos terminan en la nada.

 

Hermann Hesse

 

 

El que es hábil con el martillo tiende a pensar que todo es un clavo.

 

Abraham Maslow

 

 

Debemos aceptar la efímera decepción pero nunca debemos perder la infinita esperanza.

 

Martin Luther King

 

 

Quien tiene un porqué para vivir, encontrará casi siempre el cómo.

 

Friedrich Nietszche

 

 

Si no somos corresponsables del pasado, tampoco tendremos el derecho a reclamarnos legítimos propietarios del futuro.

 

Fernando Savater

 

 

Los que no recuerdan el pasado, están condenados a repetirlo.

 

George Santayana

 

 

Sólo se tiene poder sobre el hombre mientras no se le saque todo. Pero cuando usted se lo roba todo, él ya no está en su poder: es libre nuevamente.

 

Alexander Solzhenitzyn

 

 

Página Principal   Liderazgo