ES MEJOR PERDERSE QUE NUNCA EMBARCAR

 

 

 

 

 

 

 

Tenemos urgentemente que perderle el desconocimiento al miedo y enfrentarlo con todos los hierros. A los actores de teatro y televisión, lo primero que les enseñan es a perderle el miedo a la gente, entre otras cosas.

 

La gente que le teme a las alturas siempre le va a temer a esto hasta el día en que se enfrenten a dicho temor. En esta vida, tenemos que aprender a enfrentarnos a todo lo que le tenemos miedo para poder llenarnos de fortaleza para el siguiente reto.

 

A los actores les dicen que nunca van a aprender a dominar el miedo escénico pero si aprenderán a fluir con él. Siempre vamos a llevar este latido y ese cosquilleo con nosotros pero es una gran emoción; es una de las bendiciones más grandes de la vida.

 

Les voy a presentar un gran ejemplo para enfrentarse a este gran enemigo que nosotros mismos creamos:

 

Es otro día normal para Arturo, un muchacho muy positivo, muy divertido y con un gran corazón. Este joven se encuentra en busca de su mujer ideal con la cual puede sacar al máximo provecho de sus años de vida. Se fijó en una muchacha muy divertida que estudiaba junto a él en la secundaria. La ha observado muy bien y estaba seguro que era la mujer que estaba buscando pero el miedo era el siguiente:

 

Arturo:

 

-Ay, hoy tengo que hablarle; si no es hoy no lo voy a hacer nunca.

 

Pero su conciencia le decía:

 

-No, no, espera, es una muchacha muy linda y ella lo sabe, no creo que vayas a tener oportunidad, has visto muchos choques de auto, cierto, bueno, así vas a quedar tú, o peor. Si, es cierto, tienes razón, no será hoy.

 

Pero entonces, cuándo. Muchas veces dejamos ir lo que podría ser la mejor oportunidad que podemos tener en nuestra vida por miedo a lo que nos podría pasar. Y entonces, ¿cómo aprender en esta vida di no es dándonos duro contra la pared?... Una decisión como esta podría cambiar nuestra vida en cuestión de instantes, así que veamos la segunda parte de la historia:

 

Arturo:

 

-Pero, ¿qué es lo peor que podría pasarme, que me de una cachetada, que me diga que yo soy el único hombre en la vida con el que no estaría? Pues, bueno, si va a ser así, que sea, pero yo no me quedo con este sentimiento de miedo.

 

Así pensó nuestro protagonista, hizo lo que tenía que hacer y la chica le respondió lo siguiente:

 

Arturo le dice a la muchacha que desea hablar con ella:

 

-Disculpa que te moleste pero hay algo que me está destrozando el corazón y no sé de qué enfermedad puede morir si no te digo lo que me está sucediendo. He visto tus ojos de cerca, muy cerca, y me dicen cómo eres tú, bueno en sí, lo que te vengo a decir es que me gustas mucho.

 

La chica piensa:

 

-Por fin se atrevió de decirlo.

 

Luego le dice a Arturo:

 

-Yo también quería decirte algo ¡que estoy rotunda y completamente de acuerdo contigo!

 

Pero qué final tan tremendo, cierto. Cuidado, porque esto puede suceder en la vida real. Esta historia amorosa nos demuestra que la vida es parecida a un juego: siempre tenemos la oportunidad para hacer lo correcto y saltar de manera correcta para pasar al siguiente nivel.

 

Un consejo de todo corazón para las personas que hayan leído este mensaje o solo se hayan detenido justamente aquí: Vivan la vida felices y alegres y con mucha fuerza. No miren atrás sino bien adelante. Cuando todo fluya a su alrededor de manera favorecedora para ustedes, es cuando sabemos que vamos por el camino correcto.

 

David Benzadon

 

Es mejor perderse que nunca embarcar, mejor tentarse a dejar de intentar.
Diego Torres
 

¿No quieres estar ahí, no quieres ir?

Donde estalla la luz y los vientos son fríos y limpios

¿No quieres estar en el resplandor dorado?

 

¿No quieres estar ahí, no quieres volar?

Con los brazos abiertos y un grito que te lleve por el cielo

¿No quieres estar ahí cuando el tiempo haya pasado?

 

Tiempos en que te envolvía el amor

Tiempos en que estabas solo y eras fuerte

Tiempos en que creías que el amor te había encontrado

Y caías por el tiempo como una piedra

 

Y aquellos a los que perjudicaste

Sabes que has de encontrar un modo de decírselo

Y aquellos que te perjudicaron

Saben que algún día tendrás que olvidarlos

 

¿No quieres estar ahí?

¿No quieres llorar cuando veas lo lejos

Que has de ir para estar donde reina el perdón

En lugar de donde estás?

 

¿No quieres estar ahí, no quieres conocerlo?

Donde mora la gracia y la simple verdad de la infancia

¿No quieres estar cuando suenen las trompetas?

 

Suenen por los condenados al hambre

Suenen por los perdidos bajo los trenes

Suenen por los ahogados de rabia

Suenen por los arrastrados a la locura

 

Y aquellos a los que perjudicaste

Sabes que has de encontrar un modo de decírselo

Y aquellos que te perjudicaron

Saben que algún día tendrás que olvidarlos

 

¿No quieres estar ahí?

¿No quieres ver cuando aparecen los ángeles?

¿No quieres estar donde hay fuerza y amor

En lugar de miedo?

 

Jackson Browne

 

El miedo es una de las pestes más comunes en los seres humanos, porque cuando somos víctimas de esta enfermedad, entonces nos limitamos en nuestro proceso de crecimiento, porque el miedo nos paraliza, nos resta confianza en nosotros mismos y nos hace caminar hacia atrás o simplemente quedarnos estáticos, sin vida, y es ahí cuando dejamos de crecer y empezamos a morir.

Al no arriesgar por miedo a perder, automáticamente dejamos de ganar, de aprender, porque asumimos que cualquier falla cometida en el camino , será una pérdida definitiva y entonces dejamos que el miedo nos paralice hasta tal punto, que simplemente no avanzamos y nos conformamos con una supuesta «seguridad de triunfo», cuando en realidad es una excusa barata para no atreverse a crecer.

Alejandrina Uribe-Betancourt

 

 

 

La auténtica base del temor es la excitación. Cuando uno se siente asustado, lo que hay que hacer es respirar hondo y dejar sentir la excitación que ese temor enmascara.

 

Fritz Perls

 

 

Página Principal   Comunicación efectiva