DEJES FLUIR LA ARMONÍA

 

 
 
 
 

Visualizo mi sistema inmunológico con su ejército. Cuando ya estoy completamente relajado, convoco al ejército de mi sistema inmunológico. Imagino un valle espacioso donde reúno a mis células blancas. Presto atención a los detalles: el color y la forma de las cosas, los sonidos y olores del entorno, y las sensaciones que experimento. Durante la reunión doy las gracias a mi leal ejército por proteger mi cuerpo y conservarme la salud. Entonces abrazo y entrego mi amor a cada uno de mis soldados. Después de cada encuentro, se sienten más fuertes y sanos.

 

Arthur Rowshan

 

La visualización es una técnica para relajarse, meditar y algunas personas la usan para alcanzar metas determinadas como dejar de fumar. Consiste en enfocarse en una escena relajante, cada escena varía de persona a persona o imaginarse a uno mismo alcanzando alguna meta.
 
Esta meta puede ser tener un día tranquilo, abandonar un hábito negativo, ayudar en la curación de una enfermedad o alcanzar un nivel espiritual más alto, tú eliges la meta. La meta más común es sencillamente relajarse y meditar.

La visualización es una poderosa herramienta de curación. Muchos pacientes con cáncer utilizan técnicas de visualización para intentar acelerar el proceso de curación. Algunos programas de autoayuda desarrollados por la «Canadian Cancer Society» enseñan a los pacientes con cáncer a imaginar que tienen un foco en el cuerpo que volatiliza las células cancerígenas y refuerza las sanas.

 
Las visualizaciones son fundamentales como ejercicio para la evolución y bienestar del ser humano. Muchos se preguntan qué es una visualización, a lo que responderemos que visualizar es lo mismo que imaginar.
 
Pero la visualización ha de concentrar toda la energía en lo que se está imaginando para que tenga efectos claros y luego puedes acudir a la imagen completa en esos momentos durante el día en los que estés estresado, angustiado o bloqueado.
 
Se trata de que te llenes de energía y dejes fluir la armonía que hay dentro de tu interior tanto de día como de noche; además es muy útil para momentos de presión.
 
A continuación, una guía general para tú puedas hacer tu propia meditación usando la técnica de la visualización:
 
La técnica de la visualización es efectiva porque todo lo que hacemos comienza en la mente. También muchos de los factores que nos mantienen atados comienzan en la mente; cuando podemos liberarnos de estas ataduras conscientes o inconscientes, estamos liberando nuestra mente. 
 
Es una técnica muy relajante; la escena que seleccionamos representa características personales, algunos psicólogos también la usan para eliminar hábitos negativos. Un truco usado por psicólogos basado en visualización es para eliminar temores.
 
Algunas personas viven en temor constante, prácticamente se inventan situaciones para sentir temor, en estos casos se recomienda que cada vez que el temor venga a nuestra mente, tratemos de retirarnos a un lugar donde estemos solos, cerrar los ojos, tratar de ver el temor y en voz alta -mentalmente, sin gritar- decir:
 
-Nooooooooooo.
 
Aunque es un ejercicio sencillo, de acuerdo a muchos pacientes es muy efectivo. Algunos deportistas y atletas usan la técnica para imaginarse como ganan y como hacen toda su rutina perfectamente. Usa tu mente, usa tu imaginación para relajarte y alcanzar tus metas.
 
Habrá personas a quienes la técnica de la imaginación visual les resulte difícil de dominar. Si te cuentas entre quienes piensan que no pueden visualizar, recuerda que todos tenemos ensoñaciones de vez en cuando. Y la ensoñación es una forma natural e instintiva de utilizar la imaginación.
 
¿Cuántas veces, durante una conferencia aburrida, te has sorprendido pensando en tu pasatiempo favorito y has estado lejos de la sala de conferencias en tu imaginación? Permaneces inmerso en tu «película» y eres inconsciente de cuanto te rodea hasta que algo reclama tu atención.
 
Es bien sabido que en los estados de ansiedad surgen representaciones mentales  negativas, y tanto las imágenes como los pensamientos negativos conducen a menudo a la misma disfunción que tememos.

Cuando nuestro objetivo es afrontar la vida con entereza, debemos pensar  positivamente y encontrarle a la imaginación usos positivos que faciliten el logro de nuestras metas y nuestros deseos.
 
Cuando utilizamos la imaginación para combatir las dificultades cotidianas, adquirimos la habilidad de modificar los sentimientos innecesarios de impotencia y pasividad que con tanta frecuencia nos mantienen en la apatía.

Generalmente esos sentimientos negativos se originan en la autocrítica, y conducen al deterioro de la autoestima. Las imágenes relacionadas con alguna clase de pérdida normalmente nos producen tristeza y una sensación de vacío.
 
Otros sentimientos perturbadores, como la ansiedad, surgen cuando imaginamos pérdidas reales o potenciales. No es exagerado insistir en que nuestros sentimientos y acciones guardan una estrecha relación con lo que imaginamos que es verdad acerca de nosotros mismos y del mundo que nos rodea.
 
Tanto nuestras acciones como nuestros sentimientos dependen de lo que imaginamos que puede suceder en el futuro.
 
En lo que a nuestras reacciones emocionales y físicas se refiere, no existe una gran diferencia entre hacer algo realmente o imaginar vívidamente que lo estás haciendo. Puedes cosechar muchos de los frutos de un día cálido y soleado en la playa imaginando sin más que estás allí.
 

Recopilado por Elias Benzadon

 
 

Página Principal   Salud y felicidad