CUANDO LE DAMOS CONTINUIDAD A UN ACONTECIMIENTO

 

 

 

 

Un explorador iba viajando a través de un país del Medio Oriente, y llegó a una casa donde en el salón había una pequeña jaula muy hermosa con un loro adentro.

 

Este loro gritaba todo el día:

 

-Libertad, libertad, libertad.

 

Entonces el explorador sintió mucha pena por el loro; el primer día lo toleró, el segundo día le dio tanta pena que no pudo refrenarse y, antes de irse a la cama, abrió la puerta de la jaula y se sintió muy satisfecho porque había cumplido con el deber piadoso de liberar a alguien, había abierto la puerta y, entonces se fue a dormir.

 

Al día siguiente se despertó y escuchó de nuevo el grito:

 

-Libertad, libertad, libertad.

 

Caminó hacia la jaula, la puerta estaba abierta, pero el loro no había salido; estaba sujetando los barrotes y seguía gritando:

 

-Libertad, libertad, libertad.

 

Rafe Martin - Manuela Soares

 

 

 

No hay nada malo en sentirse herido, la persona sensitiva e inteligente se siente herida, es natural. Es la memoria la que causa el sufrimiento. El hecho produce dolor, hiere, pero cuando quiero alimentar esa herida y cargarla, entonces comienza el sufrimiento. El sufrimiento es autoimpuesto.

 

Cuando damos continuidad a un acontecimiento, cuando damos continuidad a las heridas que nos causaron, esa continuidad produce sufrimiento. El goce o el dolor que ello cause vívalo por entero, y al momento siguiente estará libre. Ningún residuo de las acciones, de los movimientos, debería ser transferido a la memoria.

 

 Vivir en el momento en forma tan completa que no haya ningún deseo de mirar hacia atrás una vez que ya el evento terminó. Usted lo vive enteramente y muere a ello, queda libre, inocente y fresco de nuevo para vivir el momento siguiente. Es posible mantener el cerebro sin la tortura y agonía del sufrimiento, inocente y fresco como el rocío de la mañana.

 

La concentración es una actividad mental, en la cual yo decido el objeto sobre el cual me voy a concentrar; es detener y mantener la atención en un objeto específico predeterminado. Cuando se recoge toda la atención y se enfoca sobre un punto manteniéndola en él, aumenta el poder de la mente, la agudiza, da el poder de percibir un objeto con precisión, recibir la impresión con exactitud y retener eso, retener cuanto se haya recibido, cuanto se haya percibido.

 

El estudio de la concentración agudiza la mente y la fortifica, puede estimular experiencias, pues hace a la mente muy sensitiva, desarrollando poderes mentales.

 

La meditación no es una actividad de la mente o del cuerpo; es un estado de ser en el cual toda la actividad mental llega a su fin. La mente deja de moverse. Voluntariamente recoge toda su actividad en sí misma y se queda en el centro, sin moverse en ninguna dirección.

 

La meditación no puede ser asociada con ninguna otra actividad mental; es un estado en que la mente no se mueve, en que el pensamiento y el tiempo llegan a detenerse, donde no hay ninguna presión, ninguna tensión del pensamiento, ninguna presión emocional y la persona está en una total relajación, una dimensión de relajación total en la que la energía no condicionada puede ser activada y movilizada.

 

La meditación es una exploración en una dimensión de la conciencia sin tiempo, libre del pensamiento, libre de la medida. Es una exploración muy interesante ir más allá de la mente, ir más allá del cerebro descubriendo las dimensiones del espacio interior.

 

Si a través de la mente y el cerebro, con la ayuda del pensamiento y las ideologías, no hemos descubierto la libertad, el amor y la paz, yendo más allá de la mente, más allá del cerebro, podemos descubrir una manera alternativa de vivir.

 

La mente no está libre, y en el nivel de la mente, la libertad no parece ser posible, el amor no parece ser posible, la paz no parece ser posible, mediante la mente y el cerebro.

 

Seguimos postergando cuando nos atemoriza tomar una decisión. Sabemos que la decisión debe tomarse pero es desagradable. Con el aplazamiento de decisiones, con la postergación de la acción, estamos perdiendo la oportunidad de vivir hoy, porque nos desagradan las decisiones que nuestra propia inteligencia nos llama a tomar.

 

La postergación significa crear un intervalo entre su comprensión y su acción y es muy perjudicial para el crecimiento interno y en el intervalo usted permite que prevalezca lo antiguo, la comprensión que ha surgido es relegada a último término.

 

No hay nada pequeño o grande en la vida. Todo es igualmente grande, todo es igualmente sagrado. La vida es sagrada, la totalidad de la vida es sagrada. Es sólo el toque de nuestra mente el que la desacraliza.

 

La libertad no proporciona consuelo alguno. La libertad es impredecible, la libertad es inseguridad, libertad es estar solo con la vida y responder a ella. Si uno tiene una visión de su vida entera, lo que uno desea en la vida, entonces se crea el orden de prioridades y, por lo tanto, no hay confusión.

 

Vimala Thakar

 

 

 

Hacer zazen tranquilamente en el dojo

Apagar todo pensamiento negativo,

Obtener solamente un espíritu sin deseo,

Esta alegría está más allá del paraíso.

 

El mundo corre detrás de los beneficios sociales,

Los honores, los bellos vestidos y el bienestar,

Pero estos placeres no son la verdadera paz.

¡Corred y permaneceréis insatisfechos hasta la muerte!

 

Vestir el kesa y el hábito negro, y practicar zazen,

Concentrarse con un solo espíritu,

A veces inmóvil, a veces en movimiento;

Ver con nuestros ojos de profunda sabiduría interior,

Poder observar y reconocer íntimamente

El verdadero aspecto de toda acción y de toda existencia,

Poder observar el equilibrio,

Comprender y reconocer con un espíritu perfectamente tranquilo.

 

Si sois así, vuestra dimensión espiritual,

La más elevada en este mundo,

No podrá ser comparada con ninguna otra.

 

Kodo Sawaki

 

 

Estos son los siete principios que rigen el Código de Bushido, la guía moral de la mayoría de samurai de Rokugan. Sed fieles a él y vuestro honor crecerá. Rompedlo, y vuestro nombre será denostado por las generaciones venideras.

 

1. GI - Honradez y Justicia: Sé honrado en tus tratos con todo el mundo. Cree en la Justicia, pero no en la que emana de los demás, sino en la tuya propia. Para un auténtico samurai no existen las tonalidades de gris en lo que se refiere a honradez y justicia. Sólo existe lo correcto y lo incorrecto.

 

2. YU - Valor Heroico: Álzate sobre las masas de gente que temen actuar. Ocultarse como una tortuga en su caparazón no es vivir. Un samurai debe tener valor heroico. Es absolutamente arriesgado. Es peligroso. Es vivir la vida de forma plena, completa, maravillosa. El coraje heroico no es ciego. Es inteligente y fuerte.

Reemplaza el miedo por el respeto y la precaución.

 

3. JIN - Compasión: Mediante el entrenamiento intenso el samurai se convierte en rápido y fuerte. No es como el resto de los hombres. Desarrolla un poder que debe ser usado en bien de todos. Tiene compasión. Ayuda a sus compañeros en cualquier oportunidad. Si la oportunidad no surge, se sale de su camino para encontrarla.

 

4. REI - Cortesía: Los samurai no tienen motivos para ser crueles. No necesitan demostrar su fuerza. Un samurai es cortés incluso con sus enemigos. Sin esta muestra directa de respeto no somos mejores que los animales. Un samurai recibe respeto no solo por su fiereza en la batalla, sino también por su manera de tratar a los demás. La auténtica fuerza interior del samurai se vuelve evidente en tiempos de apuros.

 

5. MEYO - Honor: El Auténtico samurai solo tiene un juez de su propio honor, y es él mismo. Las decisiones que tomas y cómo las llevas a cabo son un reflejo de quien eres en realidad. No puedes ocultarte de ti mismo.

 

6. MAKOTO - Sinceridad Absoluta: Cuando un samurai dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. Nada en esta tierra lo detendrá en la realización de lo que ha dicho que hará. No ha de «dar su palabra.» No ha de «prometer.» El simple hecho de hablar ha puesto en movimiento el acto de hacer. Hablar y hacer son la misma acción.

 

7. CHUGO - Deber y Lealtad: Para el samurai, haber hecho o dicho «algo», significa que ese «algo» le pertenece. Es responsable de ello y de todas las consecuencias que le sigan. Un samurai es intensamente leal a aquellos bajo su cuidado. Para aquellos de los que es responsable, permanece fieramente fiel. Las palabras de un hombre son como sus huellas; puedes seguirlas donde quiera que él vaya. Cuidado con el camino que sigues.

 

El Código de Bushido

 

 

Es bueno saber que los antiguos pensadores exigían que nosotros comprendiéramos las posibilidades del espíritu en silencio y soledad, y que transformáramos los centelleantes y desvanecidos instantes de iluminación en una luz sostenida y constante que pudiera iluminar los largos años de la vida.

 

Radhakrishnan

 

 

Sé una lámpara que ilumine tu interior.

 

Proverbio budista

 

 

La mente de un hombre perfecto es como un espejo. Nada retiene. Nada espera. Refleja, pero no mantiene. Por lo tanto, el hombre perfecto puede actuar sin esfuerzo.

 

Chuang Tzu

 

 

Conocer a los demás es sabiduría; conocerse uno mismo es esclarecimiento.

 

Lao-Tsé

 

Página Principal   Sabiduría oriental