CENTRAR SU MENTE EN UNA COSA

 

 

 

 

 

 

La ley de la concentración establece que siempre que mentalmente te recreas en algo, progresas. Cuanto más pienses sobre alguna cosa, más se hace ésta parte de tu realidad.

 

Mediante esta ley se explican la mayoría de las éxitos y la mayoría de los fracasos. Dice que uno no puede tener un pensamiento de un determinado tipo y obtener un resultado de distinto tipo.

 

La gente exitosa y feliz es aquella que posee la facultad de centrar su mente en una sola cosa y persistir en ello hasta que llega su culminación. Se disciplina para hablar y pensar solamente en lo que le interesa y para apartar de su mente lo que no le conviene.

 

La gente efectiva protege con la mayor diligencia los umbrales de su mente. Permanece concentrada en lo que realmente es importante para ella. Insiste en pensar en sus miras para el futuro y se niega a tomar en consideración sus dudas y sus temores.

 

Como resultado de esto, no es de extrañar que estas personas lleven a cabo cosas notables cuando otros individuos se limitan a vivir una existencia monótona.

 

No se puede trabajar en muchas cosas y, al mismo tiempo, ejecutarlas medianamente bien. Por lo tanto, es mejor abandonar todas tus actividades con la excepción de una o dos que sean las más importantes para ti. Pero, por encima de todo, disciplina tu pensamiento y dedícate a concentrarte y a hablar sólo de lo que realmente quieres.

 

Comprueba si eres capaz de pensar y hablar sólo de las cosas que te interesan. Toma la resolución de mantener tu conversación libre de todo negativismo, duda, temor o crítica. Disciplínate para hablar con entusiasmo y optimismo sobre las personas y situaciones que te rodean.

 

No te será fácil. En principio, puede que incluso te sea imposible. No obstante, esto te enseñará el mucho tiempo y las muchas energías que gastas pensando y hablando sobre cosas que no son realmente importantes para ti.

 

 

 

La ley de sustitución establece que la mente consciente sólo puede procesar un pensamiento cada vez y que es factible sustituir un pensamiento por otro. Este principio unitario te permite reemplazar deliberadamente un pensamiento negativo por otro positivo.

 

Al hacer esto, estás tomando el control de tu vida emocional. Esta ley te llevará al bienestar, a una actitud mental positiva y a la liberación personal. Puede cambiar tus relaciones, tus conversaciones y el contenido predominante de tu mente consciente y puede ser suficiente para cambiar tu vida.

 

Tu mente consciente nunca está vacía; siempre está ocupada en algo. Aplicando la ley de sustitución puedes desembarazarte de cualquier pensamiento negativo o amedrentador que te esté causando problemas y colocar en su lugar un pensamiento positivo.

 

Por medio de este poderoso método de control mental es como mantienes tu mente en calma y en paz. Siempre que te veas expuesto a una situación que pueda molestarte, puedes optar por pensar en algo reconfortante como, por ejemplo, tus objetivos.

 

La forma más rápida de cambiar tu mente de negativa a positiva apoyándote en la ley de sustitución es simplemente dejar de hablar y pensar sobre el problema y comenzar a hablar y pensar sobre su solución. En vez de proyectar tu mente sobre lo sucedido en el pasado, lo que tienes que hacer es enfocarla sobre lo que cabe hacer en el futuro.

 

Pensar en buscar una solución es algo que de por sí es positivo. Cuando en lugar de quemarte la sangre pensando en lo que ya ha sucedido te pones a pensar en lo que puedes hacer y qué acciones puedes tomar, tu mente entra al instante en una fase de calma y claridad.

 

De lo que se trata es de encontrar maneras de mantener tu mente en actitud positiva mediante la sustitución consciente de pensamientos negativos por otros positivos. Y esta sustitución siempre puedes hacerla cuando y como mejor te plazca.

 

Cuando las cosas te vayan mal o te sientas infeliz por cualquier razón, puedes neutralizar estos sentimientos con pensamientos positivos. Cuando lo haces con entusiasmo y convicción, tu subconsciente lo acepta como una orden y se pone seguidamente a trabajar para contrarrestar y cancelar cualquier mensaje previo que sea incompatible con una alta estima y una óptima actuación.

 

Recopilado por Elias Benzadon

 

 

 

 

 

Es el momento de definir tus prioridades. Toma papel y lápiz y comienza a definirte. No puedes esperar nada, anhelar nada, planificar nada, si no estás absolutamente seguro de lo que deseas y cómo lo deseas. Muchas veces nos quejamos porque la Divinidad no nos oye, ya que no vemos la respuesta. Pero, ¿qué respuesta te pueden dar, si a cada momento, les cambias la señal?

 

Luz Estela Rozo de Zubillaga

 

 

Soy grande. Contengo multitudes.

 

Walt Whitman

 

 

La vida no deja de ser alegre cuando la gente muere, del mismo modo que no deja de ser triste cuando la gente ríe.

 

George Bernard Shaw

 

 

El hombre es lo que cree.

 

Antón Chejov

 

 

Existe una etapa en la vida en la que tragamos cierto conocimiento sobre nosotros mismos, y su sabor nos puede resultar grato o amargo.

 

Pearl Bailey

 

 

Un hombre se convierte en lo que más piensa.

 

Ralph Waldo Emerson

 

 

Quien mucho abarca poco aprieta.

 

Anónimo

 

 

Los hombres no son castigados a causa de sus pecados, sino por ellos.

 

Elmer Hubbard

 
 

Página Principal   Leyes naturales