APRENDER A HACER ALGO NUEVO CADA DÍA

 
 
 
 
 

Fundada en el siglo VI, Santa María in Cosmedin, es una iglesia de origen griego. En la entrada, bajo el pórtico se encuentra la «Boca de la Verdad» o «Bocca della Veritá». Este medallón representa una deidad marina con barba y cuernos. Según contaba la tradición, quien metía la mano en la Boca y pronunciaba una mentira recibía un mordisco de la máscara.

 

Un hombre que dudaba de la fidelidad de su esposa decidió llevarla ante el juicio de la «Boca de la Verdad». Como ella tenía mucho miedo de recibir un mordisco, pidió a su amante que estuviera allí cerca por si tenía que rescatarla.

 

Cuando estaba a punto de introducir la mano en la Boca, la mujer infiel fingió un desmayo y su amante, que se paseaba por allí con disimulo, corrió a tomarla en brazos antes de que cayera al suelo.

 

Ante la sorpresa del marido, al introducir la mano en la máscara, la mujer afirmó:

 

-Juro que sólo he estado en brazos de mi marido y de este caballero que me acaba de recoger.

 

Y así, diciendo la verdad, se salvó del mordisco.

 

Citado por Álex Rovira

 

 

La neurociencia nos dice que el cerebro puede cambiar prácticamente a cualquier edad. Tenemos unos circuitos cerebrales, una química que nos condiciona, pero podemos transformarnos. Es decir, de un cerebro predispuesto a la inseguridad, puedo pasar a un cerebro predispuesto a la confianza, al optimismo.

 

Podemos cambiar, se trata de construir nuevos circuitos usando el neocórtex de manera que varíen también los neuropéptidos y otras sustancias neurotransmisoras. Podemos hacer esto voluntariamente, tenemos que aprender a hacer algo nuevo cada día, a reaccionar de manera original.

 

Eso es usar el neocórtex, la parte del cerebro creadora. Si mantenemos esos cambios conductuales durante un tiempo mínimo, se transformarán también las sustancias químicas que produce el cerebro ante una situación determinada.

 

Actuar de otra manera y aprender de ello. Así es como cambia el cerebro, pero tenemos que tener en cuenta que este proceso de cambio producirá incomodidad; por eso, solemos evitarlo. Evitamos mejorar sólo porque el proceso de cambio es un poco incómodo.

 

Somos criaturas de neurohábitos. En el momento en que cambiamos nuestra rutina, se produce una interrupción en la química cerebral, un periodo intermedio en el cual no hay sensación. Eso lo asociamos con el miedo y es cuando decimos que preferimos quedarnos como estamos aunque no nos guste.

 

Así que si toleramos ese periodo intermedio, podremos llegar muy lejos. El genio es alguien que se siente cómodo en la incertidumbre. En medio de esa corriente hay que seguir un poco más porque eso te puede cambiar la identidad.

 

Podemos entrenarnos para ser como deseamos ser, llevar a cabo un entrenamiento mental de las nuevas habilidades que queremos adquirir; eso hará la discontinuidad del cambio más familiar.

 

Te levantas por la mañana cansado y piensas que será otro día en el que te sentirás agotado. Pero, pese a todo, mientras te preparas para la jornada, puedes preguntarte cuál es tu ideal para hoy. Las imágenes que te vengan a la mente son tu material de entrenamiento. Repásalas mentalmente, siente las sensaciones de cumplir con tu ideal, familiarízate con ello. Luego, durante el día, cuando tengas la oportunidad de actuar de una forma parecida a la ensayada, tu cerebro lo hará porque es algo que le resultará familiar.

 

Todo esto se lo recomiendo a mis hijos. Cuando alguno me cuenta un problema, siempre le pregunto cómo podrías actuar de forma diferente mañana. Es importante que analicen la situación, aparquen la emoción unos instantes y decidan cómo actuar de entre muchas posibilidades. Les entreno para la neuroplasticidad. Así aprenden a crear su realidad.

 

A veces los niños no parecen interesados en aprender. Hay que enseñarles también con el ejemplo porque están genéticamente preparados para aprender así. Los niños tienen enormes cantidades de «neuronas espejo» que les permiten modelar su propio cerebro a partir de la observación de la conducta de los demás. Si ven a sus padres quejarse todo el tiempo, hacerse las víctimas, su cerebro copia esos circuitos. De ahí que el ejemplo sea la enseñanza esencial.

 

Joe Dispenza, especialista en Física cuántica y Neurología

 

 

 

 

 

La vida se ocupa de ambas cosas, perpetuarse a sí misma y superarse a sí misma; si todo lo que hace es mantenerse a sí misma, entonces vivir sólo es no morir.

 

Simone de Beauvoir

 

 

La creatividad es la mayor rebelión que hay en la existencia. Si quieres crear tienes que liberarte de todos los condicionamientos; si no, tu creatividad no será más que copiar, sólo será una copia. Sólo puedes ser creativo si eres un individuo, no puedes crear si formas parte de la psicología de masas. La psicología de masas no es creativa; va arrastrándose por la vida, no sabe lo que es bailar, cantar, no tiene alegría; es mecánica. El creador no puede seguir un camino ya trillado. Tiene que buscar su propio camino, tiene que explorar las junglas de la vida. Tiene que ir solo; tiene que marginarse de la mente colectiva, de la psicología de masas. La mente colectiva es la mente más inferior del mundo. Pero la colectividad tiene sus propios sobornos: respeta a la gente y la honra siempre que continúen insistiendo en que el camino de la mente colectiva es el único camino correcto. La creatividad es la fragancia de la libertad individual; una persona creativa es aquella que tiene percepción, puede ver cosas que no ha visto nadie antes, oye cosas que no ha escuchado nadie antes; entonces hay creatividad.

 

Osho

 

 

Todo recto no se puede ir muy lejos.

 

Antoine de Saint-Exupery

 

 

Para ir donde no se sabe hay que ir por donde no se sabe.

 

San Juan de la Cruz

 

 

No vayas por donde el camino te lleve. Ve en cambio por donde no hay camino y deja rastro

 

Ralph Waldo Emerson

 

 

Si quieres ganar dinero, vende a la gente lo que necesita. Si quieres hacerte rico, vende a la gente lo que desea.

 

Peter Drucker

 

 

El pensamiento es creativo. Nuestros pensamientos y actitudes han ido creando la realidad que hoy nos toca vivir. Por lo tanto, debemos comenzar a cambiar nuestra forma de pensar y actuar si queremos ver una nueva realidad. Tenemos una capacidad inagotable de buenas ideas, y éste es el momento de despertarlas.

 

Julio Bevione

 

 

No duermas para descansar. Duerme para soñar, porque los sueños están para cumplirse.

 

Walt Disney

 

 

Prefiero que mi mente se abra por el impulso de la curiosidad a que se cierre movida por la convicción.

 

Gerry Spence

 

 

La fe es esencial, y también lo es la duda. No se llega a ninguna parte con sólo una de estas dos cosas.

 

Bruce Springsteen

 

 

Mi abuelo, Juan Zorrilla de San Martín, era un ser muy querible, muy gracioso, con un gran sentido del humor. En su casa almorzábamos mamá y papá, mis cuatro hermanas y yo una vez por semana. Me gustaba oírle hablar en la mesa porque todo lo que decía servía para algo. No es que diera una lección de vida. Nada más que él viviendo era una lección de vida. Además yo lo quería por una razón muy especial: no era solamente un abuelo cariñoso, era un abuelo que me decía siempre, cuando me oía recitar los versos que aprendía en el colegio: tú me vas a dar el gusto que no me dieron mis hijos, tú vas a ser actriz de teatro. Eso era lo que yo quería ser, y aunque era muy difícil era lo que deseaba desde muy pequeña. Y hoy, cuando veo que mi abuelo tiene un monumento, que ese monumento lo hizo papá, que era escultor, veo que mi abuelo era una figura importante de la cultura uruguaya, un hombre que tuvo actitudes muy valientes cuando los gobiernos de facto. Cada vez que un gobierno apretaba las teclas, él se ponía en contra con su diario. O sea que dio una lección de vida, que yo, aunque era muy chiquita, supe apreciar. Entonces, todos los colegios que llevan el nombre de mi abuelo, son un poco como una segunda casa para mí.

 

China Zorrilla, actriz uruguaya

 

 

Es necesario correr riesgos. Sólo entendemos del todo el milagro de la vida cuando dejamos que suceda lo inesperado. Todos los días Dios nos da, junto con el sol, un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices. Todos los días tratamos de fingir que no percibimos ese momento, que ese momento no existe, que hoy es igual que ayer y será igual que mañana. Pero quien presta atención a su día, descubre el instante mágico. Puede estar escondido en la hora en que metemos la llave en la puerta por la mañana, en el instante de silencio después del almuerzo, en las mil y una cosas que nos parecen iguales. Ese momento existe: un momento en el que toda la fuerza de las estrellas pasa a través de nosotros y nos permite hacer milagros. La felicidad es a veces una bendición, pero por lo general es una conquista. El instante mágico del día nos ayuda a cambiar, nos hace ir en busca de nuestros sueños. Vamos a sufrir, vamos a tener momentos difíciles, vamos a afrontar muchas desilusiones, pero todo es pasajero, y no deja marcas. Y en el futuro podemos mirar hacia atrás con orgullo y fe. Pobre del que tiene miedo de correr riesgos. Porque ése quizá no se decepcione nunca, ni tenga desilusiones, ni sufra como los que persiguen un sueño. Pero al mirar hacia atrás, porque siempre miramos hacia atrás, oirá que el corazón le dice:

-¿Qué hiciste con los milagros que Dios sembró en tus días? ¿Qué hiciste con los talentos que tu Maestro te confió? Los enterraste en el fondo de una cueva, porque tenías miedo de perderlos. Entonces, ésta es tu herencia: la certeza de que has desperdiciado tu vida.

Pobre de quien escucha estas palabras. Porque entonces creerá en milagros, pero los instantes mágicos de su vida ya habrán pasado.

 

Paulo Coelho «A orillas del río Piedra me senté y lloré»

 

 

La creatividad está muy relacionada con la felicidad. Ser creativo, en un sentido amplio, es gozar de las tareas que nos ocupan, hallar la belleza en los problemas y en sus soluciones, ser capaces de soñar.

 

Piero Ferrucci – Vivien Reid

 

 

La creatividad es el resultado de la unión de opuestos aparentemente irreconciliables.

 

Albert Rothenberg, psiquiatra norteamericano

 

 

Página Principal   Salud y felicidad